Test

Aqui busca por apellidos, lugares,etc.

Aqui tu email para estar informado.

1 jul. 2015

HISTORIA NUNCA CONTADA SOBRE LA OPERACION CHAVIN DE HUANTAR


Autor :Marco Castro R. 
El día 22 de Abril de 1997, al promediar las 16.00 Hrs, e inmediatamente después de la develación de la Operación de Rescate de Rehenes “Chavín de Huántar”, todos los que nos encontrábamos en las instalaciones del segundo piso de la Clínica Virgen del Carmen que había sido nuestra base de operaciones durante los trágicos 126 días, que duró el asalto Emerretista, procedimos de inmediato a desmontar todo el equipo utilizado y embalarlo junto al mobiliario y efectos personales de cada
quien. Al cabo de un par de horas, bajamos al primer piso de la Clínica y tomamos asiento en unos cómodos confortables de cuero para visitas, esperando la movilidad para retornar a nuestra unidad.
En ese instante fueron apareciendo unos empleados de administración de la Clínica quienes todavía no se reponían del tremendo susto y angustia que significó la operación de rescate de rehenes en la Embajada de Japón en medio de explosiones y miles de disparos de armas de fuego de diferentes calibres.
El personal de la Clínica a manera de despedida se había ubicado a nuestro alrededor y de pronto , intercambiamos impresiones de sus experiencias y de lo difícil que había sido mantenernos en secreto sin que la prensa ni nadie sospeche de nuestra existencia y les expresamos nuestro agradecimiento por todo el apoyo que nos brindaron los directivos y personal de la Clínica, desde el principio cuando nos instalamos en los ambientes del segundo piso para montar el área de inteligencia y escucha electrónica.
Fue en este momento que me avisaron que la móvil ya había llegado , por lo que me puse de pie y les dije “Bueno les agradezco mucho por la colaboración y afecto demostrado a lo largo de todo este tiempo, pero como comprenderán en esta zona ya no hay más terroristas, así que debemos retornar a nuestra base para continuar trabajando”.
En ese preciso momento, una señora que me escuchaba atentamente no pudo contener la emoción ni ocultar las lagrimas y se me acercó para despedirse con un beso, que interprete como el beso de una madre que agradece la conducta de un hijo a quien despide como alguien a quien no volverá a ver nunca más.
Así fue como culminó uno de los episodios más importantes y emocionantes de la historia policial en el Perú, que gracias al esfuerzo y abnegación de sus integrantes, lograron lo inimaginable, lo impredecible, lo que a ojos del mundo era casi imposible: liberar con vida a los rehenes de la residencia del Embajador del Japón en el Perú.
Pero , ¿cómo se inicia esta historia? ¿cómo la DIRCOTE se convirtió en un pilar de apoyo para el éxito de la Operación Chavín de Huántar?
Esto es algo que merece recordarse y escribirlo, obviamente , pidiendo disculpas por no mencionar el nombre de los que me acompañaron en esta magna tarea . Lo hago únicamente por razones de seguridad y porque no cuento con sus respectivas autorizaciones para revelar sus nombres y el rol que le tocó desempeñar.
El asalto por el MRTA de la Embajada de Japón.
El 17 de diciembre de 1996, en circunstancias que se llevaba a cabo una recepción en la residencia del embajador de Japón Morihisa Aoki, con motivo de conmemorarse un aniversario más del natalicio del Emperador Japonés Akihito, en donde habían asistido aproximadamente 600 personas, entre magistrados de la Corte Suprema, Congresistas, ministros de Estado, altos mandos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, diplomáticos, personalidades políticas, entre muchas otras personas de alto nivel en el gobierno y empresas privadas, además, otras personalidades invitadas al evento con sus respectivas esposas, en pleno ágape, se produce el asalto y la toma de la Residencia del Embajador del Japón por parte de elementos de la Organización Terrorista “Tupac Amaru”, quienes a partir de ese momento mantuvieron como rehenes a todas las personas al interior de la residencia nipona .
El hecho ocurrió a las ocho y diecinueve de la noche .
Catorce integrantes de la Organización Terrorista “Túpac Amaru” (OT-TA) dirigidos por Néstor Fortunato Cerpa Cartolini (a) “c. Evaristo”, único delincuente terrorista identificado desde un comienzo, y otros trece portando armas de guerra, descendieron de una ambulancia, estacionada frente a la Oficina del Organismo No Gubernamental (ONG) de Cooperación Técnica Alemana, ya en el interior utilizando cargas explosivas abrieron un forado en la pared colindante con el jardín interior de la residencia de la embajada, donde a pocos metros se había instalado un toldo que acogía a los invitados, que ya venían disfrutando de un gran buffet, bebidas y licores, este oportuno y estratégico ingreso permitirá al grupo de salto del “MRTA” tomar rápido control de la situación y reducir al escaso personal de seguridad intimidado por el inminente daño que esta ofensiva podía causar en los invitados.
Con el discurrir de los días , se pudo identificar a los otros delincuentes terroristas que acompañaban a Cerpa Cartolini: Roli Rojas Fernández (a) “c. Arabe”, Eduardo Nicolás Cruz Sánchez (a) “c.“Tito”, Luz Dina Villoslada Rodríguez (a) “ c. Gringa”; así como Alejandro Huamaní Contreras, Adolfo Trigoso Torres, Víctor Luber Luis Cáceres Taboada, Iván Meza Espíritu, Artemio Shigari Rosque (c) “Alex” o “Cone”, Herma Luz Meléndez Cueva (c) “Cynthia”, Bosco Honorato Salas Huamán, Salomón Víctor Peceros Pedraza, sumados a otros dos que no pudieron ser identificados sino recién hasta el final de la operación.
Néstor Fortunato Cerpa Cartolini no tardó en hacer conocer al mundo entero los motivos de la intervención y sus demandas entre ellas:
a) La liberación de los miembros del MRTA encarcelados a nivel nacional que se estimaron en 465 hasta ese momento.
b) Cambios no precisados en la política económica.
c) Que los miembros del MRTA liberados y los integrantes del grupo que ocupaba la residencia fueran trasladados a la selva central, en un lugar que ellos harían conocer en el trayecto mismo.
d) El pago de un “impuesto o cupo de guerra que podría ascender a los 50 Millones de Dólares Americanos”.
e) Una revisión de las reformas gubernamentales neoliberales de libre mercado .
Criticaron el programa de asistencia extranjera de Japón en Perú como motivo de crítica, bajo el argumento de que esta ayuda beneficiaba solo a un estrecho segmento de la sociedad.
Todo ello como las demandas mas importantes y de urgente e impostergable cumplimiento.
Ante las inaceptables demandas Emerretistas y situaciones colaterales de difícil toma de decisión, el proceso de negociaciones con los miembros de la OT-TA duró cuatro meses y cuatro días, que se iniciaron con un requerimiento del Gobierno Peruano expresado en una flexibilización de posiciones y demostración de buena disposición de dialogo que conllevó a la liberación progresiva de la totalidad de personas de sexo femenino, ancianos y civiles varones, quedando sólo 72 rehenes quienes permanecerían cautivos los 126 días que duró la toma; el gobierno de ese entonces nombró como negociador al Ministro Domingo Palermo, y aceptó la participación como mediadores del Monseñor Juan Cipriani, el embajador de Canadá Anthony Vicent, el representante de la Cruz Roja Michel Mining y el embajador Teresuke Terada
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), tuvo una participación protagónica al ofrecer su intermediación humanitaria, su Asistencia material consistía en satisfacer las necesidades básicas de los rehenes, distribuyendo comida y bebida dos veces por día, artículos de aseo personal, así como juegos y material de lectura, también suministró agua potable, sanitarios químicos, velas, y procuró un servicio de lavandería a través de los familiares de los rehenes, organizó un eficiente sistema de mensajería entre los rehenes y sus familiares; así como actividades sanitarias procurando la visita de médicos para controlar la salud de los rehenes; constituyéndose por tal motivo en unos participantes neutrales de mayor nivel de importancia, tareas que cumplió con el solidario apoyo de la Compañía de Bomberos “Belen”.
Los medios de comunicación informaron que el presidente Alberto Fujimori estudió la posibilidad de indultar a 30 o 40 militantes del MRTA con el fin de avanzar a una solución, quienes serían canjeados por un número igual o mayor de rehenes. La lista estaría conformada por emerretistas que no hubieran cometido homicidios y cuyas condenas se cumpliesen en los siguientes tres o cuatro años .
Paralelamente, la comisión negociadora ofreció a los emerretistas un avión para que abandonen el país, evitando así un enfrentamiento de resultados impredecibles. Por su parte, los emerretistas planteaban la liberación selectiva de los presos de su organización exigiendo la excarcelación de los líderes recluidos en el penal de Yanamayo y en la Base Naval del Callao.
Hacia finales de enero, creció la tensión por la súbita rigidez en los pronunciamientos del gobierno peruano, sumada a la presión cada vez mayor del grupo subversivo, quienes a diario recibían el saludo y aliento de diferentes organizaciones social-comunistas de Latinoamérica y el mundo, en una de ellas se leía por Internet “Comandante Cerpa cada minuto que Usted permanece en la residencia japonesa constituye lauros de gloria para el comunismo internacional.
Por aquellos días de intenso calor, las cosas llegaron a limites dramáticos que hacían presagiar un fatal desenlace que podía darse en cualquier momento por las desafiantes y temerarias maniobras de la Policía, expresadas en despliegue de personal, marchas de caravanas de vehículos porta tropa, blindados y fuerzas de elite que desfilaban por el mismo frontis de la residencia, vuelos nocturnos de helicópteros, música estridente de 7am a 6pm que en su momento fueron respondidas con mas amenazas y disparos propiciados por los emerretistas, todo lo cual se agravaba por algunos desacuerdos entre el CICR (Cruz Roja Internacional) y los voceros del gobierno.
Accionar de la Policía Nacional del Perú
Ante la gravedad de los acontecimientos el Comando de la Policía Nacional desde un primer momento dispuso que la Jefatura de la VII Región PNP, Dirección de Seguridad del Estado, Dirección de Inteligencia PNP, y Dirección Contra el Terrorismo PNP, conformen un “Consejo para el Control de la Crisis”, estableciéndose un Puesto de Comando único y permanente en la zona de influencia al Teatro de Operaciones, iniciándose de esta manera un trabajo coordinado de todas las Unidades Policiales comprometidas, plasmándose las tareas contenidas en el Plan de Operaciones Conjunto.
Los trabajos que la DIRCOTE debiera realizar se diseñaron desde cuatro grandes tareas:
La primera.- consistía en conocer plenamente el detalle de todo lo que acontecía en las inmediaciones.
La segunda.- un trabajo de inteligencia altamente especializado, que implicaba penetraciones humanas y tecnológicas para conocer de todo aquello que acontecía en el interior de la residencia, procurando saber ubicación de los rehenes, actitud de los mismos, disposición y desplazamientos de los terroristas, comentarios y perspectivas que tenían en mente realizar, así como el recojo y análisis de los desperdicios que salían.
La tercera.- era el trabajo de la identificación plena de los terroristas, lugar de origen, nexos, familiares y todos aquellos aspectos relacionados con la investigación, necesarias hasta la formulación del atestado.
La cuarta.- consistía en el análisis de la información obtenida para producir inteligencia y retransmisión de la misma al Comando PNP, ante la eventual intervención de Fuerzas Especiales de la DINOES-PNP.
Durante la planificación se formaron equipos de trabajo para:
Coordinar con agencias de inteligencia nacionales e internacionales para el uso de bichos (micrófonos), obtenerlos y recuperarlos.
Establecer bases de seguridad especiales donde se pudieran operar los equipos de escucha en función de la penetración tecnológica.
Establecer un sistema de comunicación con códigos y procedimientos secretos para evitar la identidad de los agentes, siendo así que se utilizaron los siguientes: “Estadio” a la sede de la residencia del Embajador de Japón, .“Bomboneras” , a las casas de seguridad donde operaban los equipos de escucha. Entrenadores de fútbol a los jefes operativos, con nombres de futbolistas a los oficiales y sub oficiales operativos y con nombres de jugadoras de voleibol al personal femenino que operaban en las casas de escucha y en la unidad de análisis.
4.Establecer un grupo de recojo y análisis de los desperdicios (basura) en la que salían entre otras cosas notas de los rehenes, que en muchos casos correspondían a listas de personas al interior, misivas a sus familiares y en algunas otras información relacionada con la cantidad de terroristas al interior de la sede diplomática, tipo de armamento, puestos de vigilancia, rutinas y diversa información que constituyó en un primer momento la columna columna vertebral de toda información en caso que se produzca algún incidente que amerite una intervención de emergencia.
Mientras tanto en la DIRCOTE, se designaba a un Señor Coronel. PNP., quien utilizando el seudónimo de “Treinta” quien jefaturaba la División Contra Terrorista DIVICOTE-2, responsable e del proceso de investigación, teniendo la responsabilidad de establecer desde los edificios próximos a la residencia un sistema de visión del interior del local, los movimientos que en ella se dieran, el desplazamiento del personal de la Cruz Roja Internacional, de los Bomberos, de los Médicos, etc. y complementar datos con relación al accionar terrorista de la OT-TA en la Selva Central, especialmente en Pichanaki, Yurinaki, San Sirio Palomar, Alto Yurinaki, etc.
Al entonces Coronel PNP “Tristán” , Jefe de la División de Investigación Contra Terrorista Metropolitano 2, fue seleccionado por sus extraordinarias cualidades de Jefe Operativo, para que inmediatamente asumiera la Jefatura de la División de Inteligencia Contraterrorista DIVICOTE-I (Ex - GEIN-DIRCOTE), se le asignó las tareas de tomar conocimiento de todo cuanto acontecía en el interior de la residencia, establecer un lenguaje de comunicación idóneo y secreto, viabilizar los mecanismos para poder “ingresar” los equipos de inteligencia electrónica al el interior de la residencia mediante operaciones especiales, que de ninguna manera debían ser descubiertas por los DDTT, por los periodistas, Comisión de Garantes, Cruz Roja Internacional, ni siquiera por los rehenes no seleccionados en el proceso de reclutamiento de inteligencia.
Al grupo del entonces Comandante PNP. “Ingeniero” Jefe De la Oficina de Arrepentidos, se le encomendó la tarea de carnetizar e identificar a todos los periodistas nacionales y extranjeros que se encontraban cubriendo el evento; del recojo y análisis de los desperdicios (basura) en la que salían notas de los rehenes, instalación de bases de trabajo de ubicación estratégica y coordinar con los efectivos de la FBI, así como con la Policía Metropolitana de Tokio.
En lo que a mi respecta, debo contarles que, desde 1990 en que el Coronel Benedicto Jiménez, me llamó para formar parte del GEIN-DIRCOTE , no hacia uso de mis vacaciones por ello había solicitado permiso para tomar la última quincena de diciembre de 1996, pensando y haciendo planes para pasar la navidad con mi familia, sin temor de ser comisionado en algo nuevo o especial.
El comando de la DIRCOTE me concedió esta gracia.
Fue así como el 16 de Diciembre, estando en mi casa, disfrutando del calor del hogar, aquella noche, al promediar 20.30 hrs, salí con mi menor hijo para hacer unas pequeñas compras en la esquina, fue entonces cuando escuché y vi por el televisor de la bodega la noticia del día, se anunciaba de que un Comando del MRTA, había tomado por asalto la Residencia del Embajador del Japón y mantenían a más de seiscientas personas , entre hombres y mujeres, como rehenes.
No recuerdo cuanto tiempo me quede mirando aquel televisor sin ver ni escuchar nada, sólo pensando dentro de mí, hasta que escuche una vocecita, era mi pequeño hijo quien ya llevaba buen rato preguntándome:¿ Papá ahora te van a llamar de tu trabajo?
…Como si en un segundo volviera de Marte a la Tierra, le conteste: “No hijito…hay muchos buenos policías que están de servicio y van a resolver el problema”.
Al día siguiente recibiría una notificación en la cual se me suspendían las vacaciones y ordenaban me reincorpore a la DIRCOTE, al término de la distancia.
Mientras tanto, Cerpa Cartolini mantenía como rehenes al interior de la residencia japonesa a ocho altos funcionarios Norteamericanos y amenazaba con eliminarlos junto a los demás rehenes si el gobierno no atendía sus demandas. Por ello Washington ordenó que un contingente de doscientos Rangers se trasladen a Panamá y se mantengan en estado de alerta para viajar a Lima en caso los emerretistas den inicio a la ejecución de rehenes. Esta noticia perturbó a Cerpa Cartolini quien conocía que “Los Gringos” no se andan con rodeos y cumplen lo que prometen, como me dijera mi buen amigo “Carlos” el primer día que lo ví después de mis cortas vacaciones… “Marco si ese tipo sigue amenazando a mis compatriotas vamos a estar en Lima en unas cuantas horas y no habrá marcha atrás, nosotros sólo desenfundamos cuando ya vamos a disparar, no nos ponemos preservativo para advertir ni asustar a nadie…comprendes” …”Carlos” era mi mejor amigo entre los gringos y también un ex Coronel de las Fuerzas Especiales Estadounidenses, que fue transferido a la CIA, porque sufrió un lamentable accidente durante un salto de combate en paracaídas, en una zona boscosa de Europa del Este, al caer a tierra el viento lo arrastró a gran velocidad, estrellándolo contra un sinnúmero de árboles, uno casi le arranca una pierna, además de sufrir múltiples heridas en todo el cuerpo, inclusive tenía una placa de titanio en la cabeza por ello cada vez que iba a viajar en avión al pasar por el arco detector de metales lo hacían regresar varias veces. Yo entendía que el no estaba bromeando sobre lo que me había dicho y como peruano no me hacía ninguna gracia que las cosas se resolvieran así; más aún como Policía creo que con la inteligencia que proporcionamos al SIN y al Ejercito, las cosas pudieron haberse resuelto de una mejor manera el 22 de Abril de 1997 o quizás mucho antes si no se hubiera perdido tanto tiempo fabricando túneles, y todo ello se hubiera logrado sin necesidad de eliminar a la totalidad de los integrantes del MRTA, por más equivocados que estuvieran. Sin necesidad de empañar la imagen de nuestras Fuerzas Armadas y de sus Comandos a quienes incluso se les ha acusado y pretendido llevar a juicio por ejecuciones extrajudiciales.
Yo sé que en el fondo del corazón de cada militar esta la cabal comprensión de este tema, sin embargo se les obligo a actuar de acuerdo a los protocolos internacionales de ¡No negociar con terroristas! O ¡El mejor terrorista es el terrorista muerto!
Felizmente Cerpa Cartolini, liberó a los funcionarios norteamericanos permitiendo que las cosas mal o bien, se resuelvan entre Peruanos. Aunque no del todo porque los amigos de la Embajada Norteamericana nos dijeron: “No crean que porque ya liberaron a nuestros compatriotas vamos a dar la espalda al tema, si desean nuestra ayuda seguimos siendo amigos”.
Había pasado varios días desde aquel acontecimiento y en la DIRCOTE, se me asignaban tareas menores que no justificaban mi presencia ni siquiera como medianamente importante, ni mucho menos el tenor de aquella notificación tan condicionante, todo ello me hacía pensar que algo estaban tramando mis jefes, por ello quizás me mantenían metafóricamente hablando, como un jugador de fútbol calentando a un costado de la cancha, no sentado en la banca ni jugando en el gramado, sólo calentando a un costado de la cancha.
Finalmente me enteré, que un Comandante había convencido a “Carlos” para hacer ingresar un micrófono a la residencia, el plan de este Señor Comandante era a mi manera de ver algo supeditado a muchos factores no estudiados e incluso improvisados, había planificado hacer ingresar dos Iglús o Coolers, que son estas cajas térmicas para conservar productos refrigerados colocando hielo en su interior.
Uno de estos cooler contendría el micrófono y ambos estarían llenos de vasitos de helados D’Onofrio, todo ello soportado en la premisa y pretexto del abrumador calor del verano limeño, se había previsto que unos amigos del Rotary Club del Perú, vestidos con sus mandi
les amarillos con el logo de la organización y portando una carta de donación se acercaran al vehículo de la Cruz Roja Internacional y ofrecerían el producto, todo ello se había acordado para las 06Hrs, a la espera que la camioneta de la Cruz Roja llegue para dejar el desayuno a los rehenes y emerretistas, pero el plan falló, simplemente porque la Cruz Roja no dejaba desayunos a ninguna hora de la mañana.
Por la tarde , después de las doce del mediodía, llegó la camioneta de donde descendió un funcionario de la Cruz Roja, quien, tablilla en mano , dispuso que los bomberos voluntarios procedan a formar un pasadizo de doble columna y de mano en mano bajen todos los alimentos, agua y demás avituallamiento, para depositarlo en un carrito que sería llevado hasta la puerta principal de la residencia, hecho esto, se retiraban del lugar y a los pocos minutos un terrorista del MRTA, con el rostro cubierto por una pañoleta roja y blanca, salía encañonando con un fusil AKM, a dos rehenes japoneses quienes fraccionaban el cochecito hasta el interior del local cerrando nuevamente las puertas de la residencia.
Cuando los miembros del Rotary Club se acercaron al funcionario de la Cruz Roja Internacional para ofrecer la donación, los miró como bichos raros y sin mediar palabra, llama a la Unidad de desactivación de explosivos de la PNP y les solicitó revisen el contenido de los coolers aduciendo que ellos no habían traído dichas cajas.
En esta instancia tuvieron que intervenir los Agentes DIRCOTE, para interceder y lograr que los expertos en bombas de la “UDEX” les devuelvan los coolers.
“Carlos” y algunos otros Oficiales Norteamericanos presentes en el lugar de los hechos, se jalaban los pelos de impaciencia ante este segundo intento frustrado, sin embargo se optó por un tercer intento a solicitud del Comandante gestor de la idea, siendo así que a las 18.00 Hrs del mismo día, retornó la camioneta de la CICR, trayendo la cena y el desayuno del día siguiente, como lo venían haciendo desde un principio, apenas descendió de la camioneta un nuevo y más atento funcionario de la Cruz Roja, fue abordado por los amigos del Rotary Club, recibiendo la siguiente respuesta : “Señores la Cruz Roja Internacional, tiene garantizados los fondos y recursos suficientes para resolver todas las necesidades de los señores rehenes, si en algún momento necesitamos ayuda lo haremos conocer por los medios de prensa, por el momento todo está cubierto, si Ustedes desean donar algo no lo hagan directamente como lo están haciendo en este momento, sino mas bien exprésenlo en una carta a nuestras oficinas de Pardo y Aliaga en el Distrito de Magdalena del Mar y los tendremos en cuenta en tanto y en cuanto sean necesarios, muchas gracias” …con estas palabras un funcionario de la Cruz Roja Internacional daba fin a las pretendidas intenciones de hacer ingresar por lo menos un micrófono, que diera aquella pequeña luz de esperanza sobre cualquier dato que informe que estaba pasando en aquella residencia. Para el anochecer muchos agentes de la DIRCOTE, llegaron a sus casas con bolsas plásticas conteniendo vasitos de helados D’Onofrio ya derretidos, fue el fin de la operación.
Al día siguiente muy temprano “Carlos” llegó a la DIRCOTE y luego de hablar con el Coronel “Titán”, ingresó a mi oficina y se dirigió a mí en los siguientes términos: “Marco Castro, quiero que sepas que esta no fue mi idea, yo pedí que se te convoque para este trabajo, hemos trabajado juntos de hace varios años y ningún plan ha fallado hasta ayer, no te estoy pidiendo disculpas sólo te estoy mostrando los hechos, no quiero ni imaginar lo que hubiera ocurrido ayer si alguno de los funcionarios de la cruz Roja hubiera retenido los coolers y enviado a Ginebra Suiza, para pedir los que los pasen por rayos “X”, quizás hubiéramos tenido un conflicto de alcances internacionales, primero porque la residencia es una casa propiedad del Japón, segundo por pretender comprometer a la Cruz Roja Internacional en un tema de espionaje y tercero porque los Emerretistas hubieran denunciado intromisión Norteamericana y solicitado ayuda internacional de los países comunistas…Ahora deja de mirarme como si no creyeras ni una palabra de lo que te estoy diciendo y dime que ya tienes un plan en tu cabeza”.
No era de costumbre que “Carlos” se enojara o perdiera el autocontrol, por ello trate de esgrimir una respuesta, argumentando que no me sentía afectado por cuanto me habían cancelado mis vacaciones para hacerme perder el tiempo, o porque en este fallido plan no se me hubiera tomado en cuenta para nada, ni tampoco porque me hubieran dejado varios días dando vueltas como un estúpido sin explicarme lo que estaba pasando, y mucho menos que me alegraba por lo que había pasado el día anterior, pero la verdad ni yo mismo creía lo que estaba hablando, así que cambie de tema y simplemente le dije: ! Si… ya tengo un plan ¡”
Antes de narrar los aspectos más resaltantes que devinieron de la puesta en marcha de la gran maquinaria de inteligencia y contrainteligencia DIRCOTE, debo aclarar un punto que me parece importante y es el hecho que, la Dirección Contra el Terrorismo, inmediatamente se recupero la residencia nipona, hizo vanos intentos por hacer público su participación en todo lo referente al gran sacrificio, dedicación y profesionalismo que desplegó su personal desde el primer minuto en que se tomó conocimiento de la tragedia nacional ocurrida la noche del 16 de Diciembre de 1996 y perpetrada por una banda de delincuentes liderados por Néstor Cerpa Cartolini (a) c. Evaristo, y digo, que fueron intentos vanos de reivindicar esta labor, por cuanto a la fecha esta gran hazaña ha quedado sepultada en el anonimato y es que increíblemente fue su propio comando liderado por el Director General, el Tnte. Gral. Víctor Alva Plascencia, quien haciendo cumplir órdenes emanadas por el Servicio de Inteligencia Nacional, silenció bajo amenaza de sufrir drásticas sanciones a quien se atreviera a desmentir las declaraciones difundidas por el Gobierno en todos los medios de prensa, en el sentido que la recuperación de la residencia fue un trabajo concertado por el triangulo encabezado por el Sr. Presidente de la República Alberto Fujimori Fujimori, como Jefe de Estado y como base de la figura, El Sr. Asesor del “SIN”, Vladimiro Montesinos Torres, en lo referente a los trabajos de inteligencia y el Gral. EP Nicolás de Bari Hermosa, como responsable de los Comandos que intervinieron en el asalto final. Recalco esto con la total convicción que fue así, porque tan sólo en lo que a mi persona respecta, debo denunciar que fue el Director General PNP de ese entonces el Sr. Gral. de Policía Víctor Alva Plascencia, quien firmó mi resolución de baja, para darle una satisfacción personal al Sr. Vladimiro Montesinos Torres, quien monta en cólera, días después del rescate, cuando en el diario “El Comercio” se publica en primera plana un artículo que dejaba entrever que había sido la Dirección Contra el Terrorismo y no el SIN quien se había encargado del trabajo de los micrófonos que a todas luces constituyeron el factor decisivo para el éxito de la Operación Chavín de Huántar, Montesinos Torres llamo la atención del Director General PNP y le pidió explicaciones, por lo que nuestro director, realizando las consultas pertinentes tomo conocimiento que fue el May. PNP Marco Castro Renwick, quien había manejado toda esta infraestructura y aparato de inteligencia e ideado el ingreso de cada micrófono, por lo que no vio nada mas conveniente que firmar la “Resolución de baja por medida disciplinaria para el May. PNP Marco Antonio Castro Renwick” todo ello por que era lo mas conveniente también que la pita se rompiera por el lado mas débil, argumentando que la medida se tomaba por cuanto el may. PNP Marco Castro Renwick, o vendió la información al diario El Comercio o incurrió en falta de celo al no proteger dicha información.
En aquel momento, fui convocado por un Jefe de la DIRCOTE, quien me informó de esta situación, por lo que me comuniqué con mi gran amigo “Carlos” de la Embajada Norteamericana , quien me dijo que ya le habían informado y que estaba tratando de comprender que estaba pasando, unos días más tarde me indica que había concurrido con el Jefe de la CIA en Perú, al despacho del Director general y le había solicitado información sobre la baja por medida disciplinaria en referencia, la cual no fue en mínimo sustentada por el DIRGEN, por lo que “Carlos” , según me contó , le dijo: “ Mire General, si Marco Castro hubiera deseado vender o proporcionar información al Diario El Comercio sobre los micrófonos de la residencia japonesa hubiera podido escribir un libro al respecto y no una información tan escueta que a todas luces deja claro que alguno de los rehenes fue en realidad el informante, justamente por el contenido del artículo y lo pobre en imaginación sobre la realidad del trabajo de micrófonos… Sin embargo, General, le ofrecemos tomar un polígrafo o someter al detector de mentiras al Mayor Marco Castro, en presencia del personal que Usted disponga para garantizar la transparencia y autenticidad de la prueba” .
El DIRGEN no tuvo más remedio que aceptar porque “Carlos” me dijo que sutilmente le hicieron recordar que la Embajada Norteamericana colabora y apoya con la PNP con Cuatro Millones de Dólares al año $ 4´000,000 USA, para financiar las operaciones policiales y sostener la Policía Aérea.
Así fue que en el Día de la Madre de 1997, cuando me encontraba casi para almorzar con mi familia, recibí una llamada telefónica de “Carlos” quien me indicaba que inmediatamente me constituya a la recepción del “Hotel Sheraton” sin hacer preguntas.
Cuando llego , personalmente me condujo al piso 15, donde ingresamos a una de las suites, donde habían dos coroneles PNP acompañados de otros oficiales e la Inspectoría General con tablillas en mano, además personal de la Embajada Norteamericana con un gran equipo de polígrafo y otros asistentes en mandil de laboratorio, me ubicaron en el centro de una de las habitaciones de la suite y me indicaron que tome asiento y que me ponga cómodo, luego me instruyeron sobre todo lo referente a la prueba y si aceptaba voluntariamente tomarla, cuando accedí, tuve que firmar algunos papeles y actas aceptando también los resultados a los que arribe el examen.
Seguidamente, me dieron lectura a un pliego de quince preguntas, las que debería responde con las palabras “SI” o “No”, sin mayores explicaciones, luego , me preguntaron si había entendido cabalmente cada pregunta, me colocaron dispositivos metálicos en las yemas de los dedos de una mano y bandas con pega pega, en una de las piernas y un brazo, unos chupones en el pecho y en la frente. Luego , me pidieron que mienta deliberadamente sobre algunas cosas como mi edad, mi nacionalidad, etc, que esto era para medir los impulsos electromagnéticos de mi presión arterial, pulso, latido cardiaco y otras mediciones, cuando en realidad miento.
Finalmente, que conteste con la verdad a las mismas preguntas.
Hecho esto se ensayó el listado de las quince preguntas sobre el caso, en estas preguntas habían algunas que no tenían nada que ver con venta o suministro deliberado de información a la prensa, después se me explicó que estas preguntas siempre vienen para medir la reacción del observado.
Por ejemplo , recuerdo mucho que había una `pregunta que decía: ¿ Usted se quiere a si mismo?
La respuesta obvia era Si…, la siguiente era ¿Después de Usted a que otra persona ama mas en el mundo?
Mi respuesta fue mi esposa. La siguiente fue : ¿Usted le ha sido infiel a su esposa en alguna oportunidad? …
Yo trate de explicar..pero me inquirieron que no lo haga y que solo conteste “Si “o “No”,
Debo confesar que estuve a punto de mandarlos a diablo, arrancar todos los chupones y bandas que tenia, pero me contuve haciendo un gran esfuerzo por que escuche la voz de “Carlos” que me dijo: “Marco es solo una pregunta…contéstala, ya” .
Dije , Sí. También me preguntaron si consumía drogas, si había tenido relaciones homosexuales .
En la parte central, las preguntas eran si proporcione o vendí información sobre los micrófonos de la residencia.
Cuando termina el ensayo, “Carlos” se me acerca y me dice : “Marco, ten paciencia , va a haber otro ensayo e iremos a la prueba final, todo está bien ¿ te molestaste porque te preguntaron si habías sido infiel verdad?
Bueno , a mí también me pasó cuando pasé el polígrafo en mi servicio, pero ellos piensan que si tú dices amarte a ti mismo y que amas después de ti a tu esposa y les dices también que le eres infiel, entonces tu puedes hacer cualquier cosa, comprendes , pero voy a hablar con ellos para que modifiquen un poco la pregunta, Ok”.
Al cabo de unos minutos de lecturas de instrumentos comenzó el segundo ensayo y en realidad me cambiaron un poco la pregunta porque esta vez me dijeron: “¿Ud. Acostumbra ser infiel a su esposa?”
Mucho más relajado y satisfecho con mi conciencia conteste: “¡ No ¡ “
Ya había trascurrido dos horas cuando termino el segundo ensayo y me había tomado como tres gaseosas “Coca Cola” , heladitas, que me brindaban de tanto en tanto.
Me retiraron todos los aparatos para que descanse unos minutos y me preguntaron si deseaba ir al baño.
Había tomado tanta gaseosa que no quería hacer otra cosa que ir al baño así que me llevaron a uno donde me esperaba una bella señorita de mandil blanco con un tubo de ensayo en la mano y muy dulcemente a medio castellano me dijo: “Por favor cuando haga pis, me regala un poquito en este tubo por favor”.
Cuando terminé observé que el tubo de ensayo con mi orina giraba en una centrifuga , cuando las sales decantaron al fondo del tubo, le agregaron unos reactivos para establecer si había tomado algún relajante, somnífero o droga legal para calmar mis nervios.
Como el examen salió negativo, seguimos con la prueba final, se me colocó nuevamente los dispositivos y resolví el cuestionario, firme otros documentos y luego me retire a mi
domicilio, al día siguiente lunes, “Carlos” me llamó a mi celular y me dijo: “Marco Feliz Navidad, tu Director acaba de romper la resolución de baja” .
La prueba de polígrafo salió negativo para suministro intencional o venta de información.
Sin embargo la Inspectoría General PNP, ordenó que todos los Oficiales y Subalternos de la DIRCOTE, que hubieran participado o tenido conocimiento del trabajo de inteligencia con micrófonos, se presente a esta dependencia, por lo que la DIRCOTE, me envió acompañado de los policías mujeres y varones que trabajamos en la Clínica Virgen del Carmen.
En Inspectoría, se nos aleccionó sobre la reserva de la información, la exigencia de que no se susciten nuevos incidentes desmintiendo los que el Presidente y Montesinos han expresado sobre el rescate, que todo esto se hacía porque como las Fuerzas Armadas e
staban un poco desprestigiadas era importante levantar la imagen de ellas irrogándole todo el crédito de la operación Chavín de Huántar y en consecuencia no había lugar ni espacio para nadie más, en consecuencia los policías estábamos sobrando en este tema…
Finalmente , se nos hizo firmar una declaración jurada simple donde nos comprometíamos bajo palabra y a riesgo de ser sancionados drásticamente con la baja por medida disciplinaria incluso de no guardar la reserva de todo cuanto pudimos haber conocido poniendo como plazo de este silencio el año 2,010. El plazo ya se venció y he quedado liberado de mi promesa y compromiso.
Ahora si puedo retomar el tema…
Una de las Operaciones especiales de mayor connotación e importancia requería de trabajos de inteligencia y penetración electrónica , desde los primeros días de la crisis.
En un primer momento , se alquilaron varias habitaciones ubicadas en el segundo piso de la Clínica “Virgen del Carmen”, que por la toma de la Embajada de Japón, había trasladado a sus pacientes a otros nosocomios.
Estos ambientes fueron escogidos por su excelente ubicación táctica, estaban a escasos metros del muro perimétrico lateral de la residencia japonesa.
A esta instalación se le llamó, en los trabajos operacionales, como “La Bombonera”.
Desde este punto estratégico, el personal DIRCOTE, realizaba tareas de escucha, que eran recepcionadas, gracias a los micrófonos (bichos), los cuales estaban alojados en contenedores seleccionados como soportes, sobre los cuales existía amplias probabilidades de poder ser ingresados a la residencia.
Esta responsabilidad fue asignada al Mayor PNP Marco CASTR0 RENWICK. “Company”, es decir , el suscrito, quien tenían a su cargo una veintena de efectivos entrenados en técnicas de escucha y trascripción de audio (Damas y Varones Policías) personal de alta confiabilidad a quienes se les asignó el indicativo de “voleibolistas”.
Los agentes trabajarían en tres turnos , de ocho horas diarias, bajo la estricta supervisión de un extraordinario Oficial Superior de indicativo “Titán”.
Un segundo equipo estaría integrado por asesores operativos de la embajada Norteamérica , acreditada en nuestro país, quienes ocupaban una habitación de la misma Clínica para monitorear los equipos altamente sofisticados destinado al rastreo de las comunicaciones que sostenían los emerretistas a través de las radios Yaesu que portaba cada uno, también, la interceptación de mensajes de Beeper, celulares, emisiones radiales de la prensa nacional e internacional y cualquier otra señal de interés que viaje por el espacio.
“Company” se encarga de escoger los mejores contenedores para alojar los bichos (micrófonos ocultos) y asegurarse que ingresen uno por uno a la residencia, todo ello como consecuencia de una planificación especial para burlar las medidas de seguridad de amigos y enemigos, no podíamos darnos el lujo de confiar en nadie o la operación entera se vendría abajo por alguna indiscreta infidencia.
Si Cerpa Cartolini , hubiera sospechado que existían micrófonos en objetos al interior de la residencia, de seguro hubiera desarmado hasta el baño químico donde defecaba todas las mañanas.
De otro lado había que considerar el tiempo de duración de las pilas, el alcance de los transmisores, la recepción de las antenas, la modulación de las grabadoras, la conexión de las maquinas desencriptadoras ya que los transmisores emitían el audio encriptado para evitar que la prensa escuché todo los que los micrófonos transmitían.
Esto le sugerí a los norteamericanos porque una noche observé que un canal de televisión había llevado un vehículo con escaneadores de frecuencia de alta velocidad, funcionando a tiempo completo a la caza de cualquier señal audible.
Había que considerar el posible lugar al que se destinarían los micrófonos en el interior de la residencia (Estadio) y un mecanismo de retorno hacia el comando y/o recuperación, en vista que el costo final de cada “Bicho” instalado era muy oneroso (entre 8 a 15 mil dólares cada uno), precio variable de acuerdo a la duración de sus baterías.
El primer “bicho” o micro, ingresó oculto en el bastidor de un cuadro con la imagen del Señor de los milagros, luego ingresaron los termos, dos cajas de frutas, escobas, una guitarra con estuche, un crucifijo de madera, linternas de mano y una Biblia , entre otros, lo que permitió la grabación y escucha en tiempo real de todos los acontecimientos que se desarrollaban al
interior de la sede diplomática, tanto del comportamiento de los emerretistas como de los rehenes, posteriormente dichas cintas magnetofónicas eran sometidas a un riguroso proceso de escucha y apreciación de situación por parte de la Oficina de Análisis de la DIRCOTE, para luego ser enviados al SIN.
Luego del fracaso de tratar de ingresar un micrófono en uno de los coolers llenos de helados, conversaba con mi jefe y amigo “Titán”, sobre la idea de ingresar un cuadro con la imagen del señor de los milagros, yo le exprese, que me parecía buena idea, ya que había un padre jesuita que celebraba misa los domingos y sería bueno que contasen con una imagen representativa del culto limeño y para ello que mejor que el Señor de los Milagros; además que el bastidor si era de madera fácilmente podía ser trabajado para alojar un micrófono, una antena, un transmisor y un juego de baterías, porque ya habíamos hecho algo parecido en marcos de puertas y ventanas de casas alquiladas por dirigentes de Sendero Luminoso, asegurándole que este cuadro ingresaría fácilmente por el puesto de Comando de la PNP, quienes se lo entregarían al Padre Cipriani, a los mediadores o a algún funcionario de la Cruz Roja Internacional, quienes utilizan este puesto por ser la única vía habilitada para ingresar pacíficamente a la residencia, además, por cuanto estas personas constantemente pedían favores al Señor Coronel PNP Jefe del Puesto, para hacer ingresar encargos para uno que otro rehén, e incluso requerimientos del mismo Cerpa Cartolini; por lo tanto era lógico que. así como estas personas recurrían al Puesto de Comando y pedían favores, nosotros también podíamos pedir este pequeño favor, dicho esto se avanzó con esta idea, siendo el primer micrófono que ingresó con suma facilidad a la residencia.
Ahora , había que confiar en que el Señor de los Milagros.
Seleccioné un colaborador que nos informe desde dentro todo cuanto acontecía.
Una tarde, escuchamos una conversación capturada por el micrófono de la imagen, donde un misterioso personaje hablaba en voz baja y decía: “Este es mar de cielo, quiero saber si me copian por este medio, cambio…Soy el Almirante Luis Gian pietri…digo Mar, porque soy de la Marina de Guerra del Perú y cielo porque habló desde el segundo piso…cambio… Estoy tratando de establecer contacto con ustedes, si me copian por este medio, tengo un beeper que me dió un congresista con quien estaba conversando la noche que entraron los terroristas, el abonado es 441-xxxx, si me han escuchado quiero que mañana a las doce del medio día alguien agite un trapo blanco en la parte superior del edificio azul que da al lado norte de la residencia… Cambio. No me envíen ningún mensaje hasta no inhibir los beepers de los ciento veinte congresistas porque aquí hay algunos otros beepers de congresistas y de vez en cuando reciben mensajes corporativos de tal forma que cuando suena un teléfono o un celular, Cerpa, se vuelve loco buscando cual es entre todos los que les han quitado a los rehenes…estaré atento mañana a las doce del medio día…cambio y fuera” .
A los pocos minutos, escuchamos unas risas de algunos otros rehenes que se burlaban del Almirante Gianpietri y decían : “Si sigue así a este pata lo van a sacar en camisa de fuerza, ja, ja , ja…esta hablando con todos los objetos que ve, con los ventiladores, con las patas de las mesas, con las colchonetas de todos, que mal…ja, ja, ja, ja, ja”.

Al siguiente día, a las 12.05 horas, Giampietri seguía :“Este es Mar de Cielo, acabo de ver la señal, ya sé que me escuchan por el cuadro del Señor de los Milagros, debemos establecer un horario de salida, por ello voy a informar todos los días a partir de las 8 de la mañana , tres de la tarde y seis de la tarde, como si viniera a rezar a la imagen, si hubiera algo de importancia lo haré fuera de este horario… para referirme a Cerpa, lo llamaré “El Chancho”, a sus lugartenientes , “Lechones, ” y , los demás, “Lechoncitos” , cambio y fuera”.
No pasó mucho tiempo para que se inhibieran todos los beepers excepto el que tenía el Almirante Giampietri , quien recibía instrucciones por este medio y cada vez que se le agotaban las pilas del beeper, se acercaba durante las visitas que hacia el padre Cipriani para pedirle le obsequie un par de pilas doble “A” para escuchar música y noticias.
Todo iba muy bien y la información que “Mar” proporcionaba era de clasificación AA-1.
Esta situación permitía avanzar a pasos agigantados con las dos posibilidades expresadas como la posibilidad de una salida pacífica negociada o una salida militar; quizás por ello, se descuido un poco el mantener a “Mar” tranquilo y seguro de que se le estaba escuchando todos los días durante veinticuatro horas, ello propicio que para fines del mes de Febrero, al promediar las 19.00 Hrs, “Mar” perdiera los papeles y dijera ante el cuadro del señor de los milagros: “Este es Mar de Cielo y estoy bastante preocupado así como mis demás compañeros, el hecho es que ya tengo varias semanas informando todo cuanto aquí acontece, pero no veo que ustedes le den importancia ni hagan algo, necesito saber si me están escuchando o algo paso con el cuadro, esta situación no puede continuar, la situación aquí es muy difícil y estamos muy preocupados; así que si mañana a las seis de la mañana no me ponen en los altoparlantes de fuera, la música de “La Cucaracha”, mando todo al diablo y suspendo las transmisiones…Cambio y Fuera…que tal lisura”
En esos precisos momentos me encontraba en la Clínica Virgen del Carmen, cuando una de las chicas me dijo: “Jefe… Mar esta asado, escuche Usted”.
No bien terminé de escuchar todo cuanto había informado “Mar”, sin decir nada, salí de la clínica como alma que lleva el diablo, de pronto conducía hacia el centro de Lima mientras que llamaba a mi esposa, familiares y amigos, para preguntarles si tenían la música de “La Cucaracha” en cualquier versión, ya sea ranchera, salsa o lo que fuere, todo con resultado negativo.
Esa noche se daba un clásico entre la “U” y “Alianza Lima” y no había en las calles ni un solo ambulante vendiendo casetes musicales, hasta que por fin después de dar mil vueltas conseguí la bendita música, peinando la Av. Venezuela; esta cinta la guarde como oro en polvo, al día siguiente muy tempranito me dirigí al Puesto de Comando y desperté a mi Coronel, confiándole todo cuanto había ocurrido y me dijo: “está bien , pero la música se enciende recién a las siete de la mañana, a las seis es muy temprano para quitarle el sueño a todo mundo” .
Per acordamos que a las seis y media sólo propalaría un segmento del casete y música de “La Cucaracha” y luego ordenaría apagar los instrumentos hasta las siete de la mañana.
Hecho esto me dirigí a mi base en la clínica y relevé a una de las chicas para escuchar los comentarios de “Mar”, cuando de repente, se escuchó el ruido acústico de los parlantes que se encendían y empezó a sonar esa musiquita tan pegajosa que decía: “La cucaracha, la cucaracha ya no puede caminar porque no tiene, porque le faltan las patitas de atrás, La cucaracha, la cucaracha ya no puede caminar porque no tiene, porque le faltan las patitas de atrás”.
En ese preciso momento un amigo de la Marina de Guerra que acompañaba a “Mar” lo despertó abruptamente diciéndole: “Lucho..Lucho…despierta ahí está tu música…ahí está tu música…nos están escuchando…ya ves...nos están escuchando…ahí está tu música”… y escuche reír y llorar a rehenes que lo abrazaban y saludaban con júbilo. Luego me enteraría que “Mar” ya había formado un grupo de Oficiales de la Marina que lo protegían y apoyaban en todo momento.
Desde el otro lado de la señal de audio, yo reía con ellos y debo confesar que a mí también se me escaparon algunas lagrimas de la emoción.
Pero no podía quedarme con un micrófono, durante esos días ya había venido estudiando los movimientos de la Cruz Roja Internacional, incluso había hecho un seguimiento a su camioneta en que trasladaban los alimentos, descubriendo que habían contratado un restaurante de San Isidro, exclusivamente para que prepare los alimentos, bebidas calientes y otros; aquí había previsto realizar un trabajo de reclutamiento de algún trabajador para que me permita cambiar periódicamente colocar micrófonos en sus termos a los cuales ya les había echado el ojo.
Pero esta idea la dejaba como plan alterno, en caso falle mi plan principal, el cual se centraba en abordar a un simpático personaje que resultó ser un Comandante del Cuerpo General de Bomberos de la Compañía Belén que queda en la Plaza San Martín del Centro de Lima, este amigo siempre estaba presente, dirigiendo, ayudando o coordinando y pude observar que tenia dos radios Motorola enganchados al correaje del mameluco rojo y parecían ser radios policiales, sin que el supiera le había hecho ya varios días de vigilancia en diferentes horarios y conocía todos sus movimientos, por ello me acerqué y lo salude diciendo: “Buenos días mi Comandante como está Usted” .
El comandante correspondió al saludo con cortesía por lo que me identifiqué y repregunte: “Mi Comandante esas radios son de la Policía verdad?
Ya con más confianza me explicó: ”Si esta radio es de la DIRIN y esta es de la DIRCOTE, mañana me van a dar otra de la VII Región, todos tus colegas quieren estar informados”.
Rápidamente me di cuenta de su carácter y entable una larga conversación en la que me narró con lujo de detalles su estrecha vinculación a la Policía Nacional, refiriéndome entre otras cosas que todos los años viajaba a la “Base PNP Antidrogas de Santa Lucia”, en la selva peruana, invitado para dictar un curso sobre prevención y respuesta ante incendios en pistas y aeronaves y sin querer se nos fue la mañana conversando de diversos temas, procurando ganar confianza al orientar mis preguntas en asuntos ajenos al problema de la toma de la Residencia y que él me pudiera contar libremente sin desconfianzas, al promediar las doce del medio día, lo invite a almorzar y aceptó, mientras almorzábamos le pregunte, cuáles eran las razones por las que siempre estaba a inmediaciones de la residencia japonesa , sin relevo ni descanso.
M e expresó que eran varias pero la principal porque uno de los rehenes era su cuñado quien era el Viceministro de Industria peruano, hermano de su esposa quien le exigía que estuviera allí.
Con la absoluta certeza que no sería delatado ni rechazado en mi requerimiento., le planteé la necesidad de soportarme en su cuerpo de bomberos , quienes hacían un pasamano para bajar las comida y demás productos que trasladaba la camioneta de la Cruz Roja, para realizar un cambio de uno de los termos que había visto eran de marca “Zogirushi” y él me dijo que era imposible hacer un cambio en ese momento porque más de setenta televisoras nacionales y extranjeras filmaban cada acontecimiento por más rutinario que fuera, además que el control de la Cruz Roja era estricto, por lo que le hice recordar que hace un par de días observe que él entregaba a escondidas un libro a un funcionario de la Cruz Roja y éste lo aceptó para llevarlo a la Residencia, cuando estaba prohibido toda entrega de fuera y él me confirmó que era un pedido de la esposa de su cuñado que había dejado sobre el velador de su cama aquel libro a medio leer; entonces, le pregunté si tenía buenas relaciones con ese funcionario de la Cruz Roja verdad.
Sí, me dijo , de las mejores.
Bueno, yo no le voy a pedirle que exponga a su personal a realizar un cambio de termo tan grosero en medio de la prensa, sino más bien, proponerle algo más inteligente. He visto que Usted tiene un camión de la compañía que amanece en la calle bautizada como Cinco Esquinas, y él me confirmó y me dijo si ese vehiculó es de emergencias medicas , permanece todo el día allí, por lo que le sugerí que solicite a este funcionario de la Cruz Roja amigo suyo que le asigne un termo con café para su personal de bomberos que pernoctan en dicho vehículo y así el tendría un termo del circuito y lo podíamos cambiar en cada ocasión con uno de los míos.
El comandante cambio de rostro y me dijo , eso si podemos hacer hoy mismo , le pediré un termo con café, por lo que le entregue inmediatamente una de mis radios y le dije llámeme por este medio a cualquier hora mi indicativo es “Company” . Y, nos despedimos.
Mi amigo “Carlos” , me entregó dinero para comprar dos termos en tiendas “Hiraoka” que costaban $ 84 dólares y los “Magos” de la Embajada habían dicho que el contenedor era perfecto , ya que como era de sifón en el espacio de la bomba , cabían los micrófonos y el fuselaje metálico del termo podía servir como antena natural.
Colocaron micrófonos en ambos termos y me los entregaron. A golpe de las 18.30 horas, regreso a mi base , en la Clínica Virgen del Carmen, recibiendo una llamada de radio, bastante peculiar.
Era el Comandante de Bomberos quien me decía: ”Company de “Fuego”, “Company” de Fuego”.
Rspondiendo , inmediatamente: “Adelante Fuego, ,Company en sintonía”.
Deduje por la voz y frecuencia , que era el Comandante.
Enseguida , me dijo : “Company acércate que ya tengo la pelotita” .
Esto quería decir que ya tenía el termo . No perdí ni un minuto y me acerqué con un maletín , llevando uno de mis termos, con micrófono.
En la unidad de bomberos, el Comandante me dijo que había un pequeño problema : su termo estaba avejentado y el mío , nuevecito , por lo que procedimos a cambiar la cánula de bombeo de agua y rayar un poco el mío para que se asemeje al termo de la Cruz Roja, inclusive , pasamos de uno a otro termo una cinta adhesiva color blanca con el logo de la Cruz Roja Internacional.
Hecho esto , nos despedimos y al día siguiente el termo ingresó a la residencia al promediar las 18.00Hrs .
Fue el primero de los casi 25 termos que utilizamos en la operación de Inteligencia Electrónica más impecables de la historia de la PNP.
Una vez por semana , el equipo de la DIRCOTE, se reunía en la vivienda del Jefe de la Central de Inteligencia Americana - CIA , en Lima Perú, en una residencia en San Isidro, conjuntamente con oficiales Norteamericanos y Oficiales de la DIRCOTE, para tomar acuerdos sobre cómo avanzar con el programa de inteligencia.
Recuerdo de que en una de estas veces, cuando ya teníamos más de 30 micrófonos , entrando y saliendo de la residencia, el Jefe de la CIA, inicio la sesión preguntando en los siguiente términos: “…¿Washington quiere saber cuántos micrófonos más quiere , Marco Castro?
Por lo que le respondí: “Realmente ya tenemos cubierto gran parte de las habitaciones donde están los rehenes y conocemos al detalle su estado de ánimo y de salud, sus planes, sus actividades y todo cuanto constituya un peligro inminente para ellos, también de vez en cuando uno de estos micrófonos está cerca de los terroristas cuando toman café en los termos y logramos escuchar que piensan, que sienten y que planean, creemos tener ya un perfil de casi todos ellos, pudiendo estar en condiciones de vislumbrar como reaccionara cada quien al momento de una intervención de rescate, también tenemos reclutado al Almirante Giampietri quien nos informa al detalle sobre todo cuanto acontece al interior de la residencia, conocemos cuantos terroristas son, quienes son los mandos, que armamento tienen, cuáles son sus defensas, donde están las minas; en resumen, por las cajas de fruta que han ido a parar como tachos de basura al baño sabemos hasta en qué momento Cerpa va al baño…sin embargo ya que me lo pregunta me gustaría que la mayoría de los terroristas tuvieran un micrófono consigo…”
En este momento , fui interrumpido por el jefe de la CIA. Quien riéndose de lo que yo decía se llevo el dorso de la mano a la parte baja del mentón y la batió repetidas veces y me dijo: “Eso es algo imposible, me estás diciendo que quieres colgar en el cuello de cada terrorista un micrófono como si fuera un collar”
A lo que le respondí: “No sé si en el cuello exactamente, pero si…, esa es la idea”.
Luego le pregunté a mi amigo , “Carlos”, qué significaba ese gesto de batir la mano debajo del mentón y, me dijo:
¡Después te explico ¡”.
Al finalizar la reunión, Carlos me informó que ese gesto es común en su país cuando quieres decirle a alguien: “Vete a la Mierda”.
Al día siguiente visité una de las tiendas de “Ace Home Center” , buscando un contenedor que pudiese usar para colocar micrófonos , que pudiera colgar en el cuello de cada terrorista , como me había sugerido irónicamente el Jefe de la CIA.
Grande fue mi sorpresa cuando vi sobre una canastilla una ruma de cajas sobre las que haba colocado unas linternas muy llamativas y novedosas, que tenían forma rectangular de unos 30cm de largo, 15cm de ancho y unos 6 cm de espesor, con un fluorescente a lo largo, un foquito de luz blanca en el extremo superior y otro de luz roja y ámbar intermitente en otro extremo, estas funcionaban a pilas y en el interior de la caja se podía ocultar fácilmente los micrófonos.
Le conté mi plan a “Carlos” y me entregó el dinero para comprar una par de linternas.
Para que los “Magos” , como él llamaba a los técnicos americanos, vean si era posible colocar los micrófonos, baterías y transmisores.
Al día siguiente, me gritó ¡ Bingo!. Luego , agregó :” Ceo que una vez más tienes un contenedor apropiado para nuestros Bichos, pero la pregunta es … cómo piensas ingresarlos?”.
Inmediatamente , le conteste: “Tengo un plan, resulta que últimamente los genios del SIN, siguiendo el protocolo que han visto de seguro en alguna película, han cortado la energía eléctrica al interior de la residencia, lo cual he observado ha motivado que los rehenes tengan que usar velas para iluminar sus habitaciones por la noche o trasladarse en la madrugada a los baños, esto es muy peligroso puede generar un incendio accidental, lo cual amerita que el Puesto de Comando de la Policía Nacional del Perú, gestione como medida de seguridad que ingrese por intermedio de la Cruz Roja, una caja con una docena de linternas de las cuales diez tendrán Bichos” .
Y continué explicando. “Si yo fuera Cerpa Cartolini, a quien consultan todo lo que entra o sale de la residencia, cuando vea las linternas que a sugerencia de la Cruz Roja debían ser distribuidas en las habitaciones de los rehenes, las aceptaría inmediatamente pero sólo dispondría que dos o tres queden con los rehenes y las demás que se distribuyan entre mi personal, conservando una para mi lógicamente”.
“Carlos” me entrego dos días después el dinero para comprar diez linternas más y me dijo que el Jefe de la CIA, había comunicado el plan a Washington y este lo había autorizado, una semana más tarde las linternas fueron llevadas por la Cruz Roja, entregadas y puestas a disposición de Cerpa Cartolini, quien miró una de ellas de arriba abajo, la encendió en todas sus formas y le dijo al “Árabe” : “Reparte estas linternas, toma una tú y entrega ocho más a los compañeros … sólo deja dos para que los rehenes se turnen para ir al baño por las noches”.
Acto seguido, el mismo se colgó la que tenía en la mano en el correaje de la cintura.
El plan había funcionado a la perfección.
Creo que desde ese día, el Jefe de la CIA, durante las reuniones en su casa , me miraba con un poco más de respeto.
Modelo de los termos marca “Zogirushi” con sifón, utilizados para alojar los micrófonos y transmisores de señal de audio, que fueran ingresados subrepticiamente al interior de la residencia del Embajador del Japón.
En la oquedad del sifón se pudo alojar los dispositivos de transmisión de audio, el fuselaje metálico del termo era adecuado ya que se podía utilizar como antena, en la parte superior se colocaba un imán que debería permanecer hasta antes de ser entregado al camión de bomberos para ingresar al circuito, este imán al ser retirado activaba un sic que a manera de relay (Relevador) cerraba contacto para la transmisión del audio.
El 21 de marzo, la Comisión de Garantes formuló un desesperado llamado al gobierno y al MRTA, que propalara el Monseñor Cipriani en los siguientes términos: "Nuestro límite está llegando a un posible punto final".
Néstor Cerpa no acogió la idea de un asilo en Cuba e insistió en la liberación de sus camaradas. Asimismo, anunció la suspensión del diálogo acusando a las fuerzas del orden de preparar una incursión a la residencia, mediante un túnel.
Sobre este punto recuerdo claramente que a mediados del mes de Febrero, gracias a uno de los micrófonos que estaban ocultos en uno de los termos que había caído en manos de Cerpa Cartolini, en el preciso momento en que se reunía con sus Comandantes, se logró escuchar lo siguiente:
Cerpa Cartolini:
“Bueno …¿Qué novedades tenemos para hoy?
Arabe:
“Comandante anoche dos compañeros salieron al jardín e inspeccionaron toda el área casi hasta llegar al punto por donde ingresamos la noche de la toma.
Cerpa Cartolini:
Ya… y ¿Qué han encontrado?
Arabe:
A unos 20 metros de la ventana grande y en la parte central del jardín, han encontrado un agujero que estaba cubierto encima con pasto, pero debajo conduce a un túnel que aparentemente da hacia las casas vecinas de la parte posterior.
Cerpa Cartolini:
¿Y cómo lograron detectar ese orificio y túnel?
Arabe:
Con el sistema que acostumbramos utilizar en la selva para detectar minas.
Cerpa Cartolini:
Ahhhh…ya rampando y sondeando el terreno con bayoneta?
Arabe:
Si Comandante.
Cerpa Cartolini:
y…¿Qué tan grande es el agujero?
Arabe: Lo suficiente para que pueda pasar un hombre…
Cerpa Cartolini
¿Entonces nos están haciendo túneles? …por ese motivo ponen la música a todo volumen durante el día. Después de la reunión vamos a retirar todas las alfombras y tapizones para ver a que habitaciones conducen los túneles.
¿Qué mas hay…Como esta la moral de nuestra gente?
Arabe:
La mayoría de los compañeros esta pensando que vamos a recibir el cupo que ha ofrecido el gobierno japonés por dejar la residencia y que nos asilaremos en Cuba.
Cerpa Cartolini:
Asiiii…y …¿Ustedes que piensan?
Arabe:
Hemos venido hasta aquí para liberar a todos nuestros compañeros en prisión y sobre eso no vamos a negociar en contra.
Cerpa Cartolini: Si pues…Yo personalmente no conozco Cuba…pero se que en una oportunidad un grupo insurgente tomo por asalto una embajada en Sudamérica y se asilaron en Cuba, cuando llegaron en el avión que los llevo hasta allá, Fidel Castro los recibió en el aeropuerto y dispuso que les confisquen sus armas y les dijo : Señores bienvenidos a Cuba…”Aquí ya no necesitan sus armas porque la revolución ya esta hecha” …seguidamente ordenó que les den una escoba a cada uno y los mandó a barrer La Habana” ja.. ja..ja.. ja…
Bueno dejen que ellos piensen eso…no quiero que tengan pretextos para insubordinaciones como la otra mañana que se negaron a cantar el himno del MRTA, exigiendo que aceptemos el dinero japonés y lo repartamos en partes iguales, que ya están cansados, etc…ja…ja…ja…
Verifica que los rehenes sean trasladados al segundo piso y que permanezcan allí, escoge a los más representativos y que por las noches duerman poniendo la cabecera de sus colchonetas en las puertas y ventanas por donde podría ingresar la reacción en un eventual rescate nocturno, así cuando la policía use explosivos para abrir puertas y ventanas serán ellos mismos quienes maten a los rehenes.
Arabe:Si Comandante…Buena idea.
Cerpa Cartolini:Bueno vamos a ver si ya tenemos túneles en las habitaciones del primer piso…
En esta instancia, se pierde el audio, que es recuperado nuevamente en una de las habitaciones principales del primer piso donde había una escoba con micrófono.
Cerpa Cartolini:Ya…todos hay que sacar los tapizones…
Pausa….
Cerpa Cartolini: Miren todos …esas grietas que nacen de las esquinas de la habitación y llegan casi hasta el centro de la misma, significa que el piso esta cediendo porque hay un túnel debajo, lo se porque eso también ocurrió cuando construimos el túnel para rescatar a nuestros compañeros del penal Castro Castro en 1986.
Arabe:Comandante porque no invitamos a la prensa y denunciamos que Fujimori esta engañando al pueblo peruano, viajando por Centroamérica buscando asilo para nosotros mientras que su gente nos construye túneles.
Cerpa Cartolini:
No…no …Fujmori tiene tunelitis, dejemos que termine su periplo por Centroamérica y a su retorno lo desenmascaramos con la prensa, mientras hay que aprovechar que el piso ya esta sin tapizon para, armar una canchita de bulbito…¿que les parece ?
A partir de ese momento Cerpa Cartolini y diez emerretistas tomaron la costumbre de jugar fulbito de 2.30 a 3.30 pm, en estas actividades dizque para bajar de peso por la sedentaria vida que llevaban, no participaba uno de sus comandantes identificado como “Tito” quien se había herido en el pie con su propia arma la misma noche que saltaron la residencia, como tampoco participaban las dos mujeres, quienes permanecían en el segundo piso controlando a los rehenes.
En otra oportunidad se escuchó a través de los micrófonos que Cerpa reunidos con sus cuatro comandantes (Árabe, Tito, Veintidós y Salvador)conversaban nuevamente en privado: Cerpa Cartolini pregunta al Árabe como le ha ido en las negociaciones que este ha asumido en su representación
.El Árabe responde: ”Bueno Comandante, resulta que el Sr. Palermo y los demás de la Comisión del Gobierno, me han dejado entrever que están muy contentos, porque desde hace tres reuniones, Usted ya no va a las conversaciones, me han pedido que yo siga reemplazándolo porque conmigo es mas fácil negociar…ja, ja, ja… es que yo les acepto todas sus propuestas, entonces piensan que soy un estúpido y me pueden manipular ¿… comprende ?
Cerpa Cartolini : Ya está bien, hay que dejarlos pensar que están controlando las cosas, está bien que tu continúes con las conversaciones porque la verdad a mi me da cólera, finalmente si te toman la palabra sobre algo que ofreciste yo saldré y les diré que conmigo no han llegado a ningún acuerdo, de acuerdo…ja, ja, ja.
Los micrófonos proporcionaron información valiosísima que permitió conocer oportunamente cada situación que se presentaba o que ocurriría al interior de la residencia, como por ejemplo se tomo conocimiento de uno de los momentos tensos más difíciles cuando el Embajador de Bolivia en Perú Jorge Gumucio, sostuvo un fuerte altercado con los emerretistas quienes estuvieron a punto de generar un grave incidente ya que todos los rehenes peruanos se solidarizaron con el Embajador Boliviano y por muy poco Cerpa logro restablecer el control de la situación, en esta instancia el Comando PNP ya conocía de la tensa situación y mantenía una fuerza de elite lista para intervenir inmediatamente si las cosas llegaban a extremos; otro acontecimiento fue el ocurrido durante la madrugada cuando Cerpa acordó con los demás emerretistas en conmemorar la muerte de algunos camaradas realizando disparos desde la azotea de la residencia al promediar las 05.00 am, esta situación fue informada y no se interpreto como un aniquilamiento de rehenes, los disparos se produjeron sin intervención policial o militar y se filmó el momento en que un grupo de terroristas izaron una banderola del “MRTA” en un extremo de la azote colgando además algunas pancartas que daban a conocer de la celebración Emerretista.
En una de las últimas reuniones en el Servicio de Inteligencia, donde también concurría el flamante Gral PNP DIRCOTE, acompañado de varios Señores Coroneles, escuchamos con suma atención lo que seria la exposición de un Señor General del Ejercito Peruano quien explicaba el uso de una fuerza militar especial para resolver la crisis, merced a un asalto a la residencia en horas de la madrugada, la exposición no en detalle fue planteada al colectivo presente y no fue objetada en absoluto, por lo que levante la mano para solicitar la palabra concediéndomela el Dr. Vladimiro Montesinos Torres, a quien me presente como el responsable del proyecto de micrófonos, escucha y transcripciones, para consultarle si es que había escuchado las recomendaciones de “Mar” (Almirante Luís Gianpietri” quien textualmente decía: Este es “Mar”, entiendo que las cosas no se van a resolver pacíficamente, en todo caso, tener en cuenta que los Chanchos han agarrado la costumbre de jugar fulbito en el primer piso en horas de la tarde, lo hacen entre las 14.30 Hrs, hasta antes de las 15.30 hrs, después ya no… porque a esa hora ingresa la Comisión de Garantes y la Cruz Roja Internacional, así que sería buena idea aprovechar esta situación en que juegan en ropa de deportes, utilizando únicamente polo, short y zapatillas, todo el armamento, lanzacohetes, chalecos, granadas y demás pertrechos, quedan bajo llave en un cuartito del primer piso que antes usaban como tópico. Las mujeres obviamente no juegan y se pasean con armamento entre la escalera de caracol y el segundo piso, con una de ellas no hay problema porque esta mal de salud y casi siempre se encierra en una de las habitaciones, además hay un hombre que se aposta en una de las ventanas del segundo piso pero un buen francotirador puede resolver este problema.
Entonces suplicó: “¡Por el amor de Dios en la noche o la madrugada,nooo”… porque todos estamos en el segundo piso y ponen nuestras cabezas en puertas y ventanas que de seguro serán destruidas con explosivos cuando los Comandos ingresen, Nos van a matar!…Yo se que va contra toda doctrina militar el rescatar rehenes a plena luz del día, pero todo cuanto he dicho debe ser tomado en consideración… En suma cuenta tiene que ser entre las 14.30 hrs y antes de las 15.30 hrs…Terminado.
Al Señor General del Ejercito expositor no le gustó mi intervención, así que voz en cuello me repreguntó mi nombre e increpó sobre quién era yo, para cuestionar el plan de operaciones.
Felizmente , el Dr. Montesinos, lo interrumpió dirigiéndose al General DIRCOTE, para solicitarle le envié inmediatamente a la reunión la cinta magnetofónica en cuestión, porque él no la había escuchado, ni se le había informado; levantando la sesión por existir puntos controvertidos que deben ser evaluados para la consolidación del plan de operaciones.
Dicho esto, uno de los Señores Coroneles PNP, asistentes a la reunión, me tomó por un brazo y prácticamente me sacó de allí en vilo hasta su automóvil, para abandonar las instalaciones raudamente.
Obviamente , nunca más me invitaron a participar en reunión alguna en el el SIN, pero , me alegro de haberlo mencionado, como me alegré cuando la operación se ejecutó en el horario que “Mar” nos había propuesto.
Días antes del rescate, “Mar” , había informado además que en una de las verificaciones de rutina en la habitación que compartía con otros militares, logrando sacar los seguros de las bisagras de una gran puerta de doble hoja que pudieron abrir parcialmente, con sorpresa se percataron que daba a un techo que colindaba con la Calle Barcelona.
“Mar” había informado también, que para una eventual operación de rescate, se le comunique oportunamente ya que podría disponer con otros rehenes que se habilite esta puerta como ingreso seguro de los comandos.
El 22 de abril , las inmediaciones de la residencia presentaban un panorama inusual, los policías que se encontraban en el perímetro habían sido reemplazados por hombres de uniforme policial pero de porte atlético, las restricciones al paso peatonal y vehicular se habían endurecido, incluso recuerdo que desde la mañana casi no se escuchaba el canto de las cuculíes, ni el paso de las aves que era parte del escenario diario.
Desde muy temprano , se escuchaban extrañas comunicaciones del Almirante Giampietri, quien parecía tener un transmisor-receptor, este dispositivo miniaturizado era tan delgado como una caja grande de chiclets “Adams” y tenía una antenita tipo látigo en un extremo, “Carlos me lo mostró en una oportunidad, pero no sabía que lo habían hecho ingresar a la residencia, y establecía comunicación con alguien de fuera que le daba instrucciones, escuchándose del micrófono de “La Santa Biblia”
Al mediodía , un helicóptero sobrevolaba el perímetro de la residencia realizando maniobras bastante peligrosas que inquietaban a los rehenes.
Por esta razón, dispuse que el personal de varones y femenino que trabajaban como escuchas y transcriptores, procedieran a colocarse los chalecos antibalas, evitaran asomarse por las ventanas que permanecían todo el tiempo con todas las cortinas cerradas, extendiendo esta comunicación a la habitación donde se encontraban los oficiales de inteligencia Norteamericanos, quienes entendieron mi recomendación, como si yo tuviera información oficial en el sentido que se produciría un rescate inminente, inclusive observe que rápidamente se colocaban sus chalecos antibalas y otros que habían traído consigo los colocaban en las ventanas que daban a la Calle Barcelona.
Hecho esto, bajé al primer piso y le ordené al vigilante que se repliegue al interior de la residencia, cierre bien las puertas de ingreso y no salga hasta nueva orden, acto seguido llamé por radio al Señor General de la DIRCOTE, poniéndole en conocimiento de todo cuanto he expresado, incidiendo en que “Mar” se estaba comunicando con una fuente externa y lo hacía cada vez con mayor frecuencia, como una mujer parturienta que incrementa las contracciones con el transcurrir de las horas previas al parto, recibiendo por respuesta lo siguiente: “Company…opera Águila Diez, tranquilízate, ya recibí tu mensaje, pero no crees que si algo fuera a ocurrir hoy, yo como Director de la DIRCOTE, no lo sabría ya?.
Al promediar las 14.30 , “Mar” hacia evidente que tenía un transreceptor, informado lo siguiente: “Este es Mar, mensaje Nro. 14, recibido… son las 14.43 aún no han comenzado los chanchos a jugar informaremos apenas esto se de…terminado”.
PAUSA…. Se escucha el sonido del motor y de las aspas de un helicóptero circundando los aires.
“Mar” recibido, mensaje 14 y 15…solamente en el segundo piso hay un Lechón, el Chancho y los tres Chanchitos están abajo, todavía no han comenzado el fútbol, pero se supone que lo harán dentro de algún momento…confirmo esta información…son 14. 49
PAUSA…. Se escucha el sonido de las aspas de un helicóptero circundando los aires, esta vez el sonido es mas fuerte, esta sobrevolando bastante bajo.
Este es “Mar” …15.00 horas, se ha iniciado el partido, vamos a verificar exactamente quienes son los que están involucrados …Cerpa esta jugando, Tito está jugando…
PAUSA…
Están los chanchos en el corral, el chancho mayor, los tres chanchitos y cuatro lechones…
PAUSA…
Este es mar, 15.10 horas, arriba uno solo en el pasadizo, abajo trece, ocho de ellos jugando fútbol…indicar si se puede comenzar a hacer los preparativos para la gente para mandarlos a sus camarotes y no estén circulando en los pasadizos…Cambio…
PAUSA…
Este es “Mar, se siente ruido de helicóptero por acá…
Mar está sumamente nervioso y confunde las horas refiriéndose a las tres de la tarde como diecisiete horas en reiteradas oportunidades, así como con la numeración, denominación y ubicación de los emerretistas…
Este es “Mar” estoy listo para cuando me ordenen abrir la puerta…Cambio 17.14…perdón 15.14.
PAUSA…
Se confirma la orden y se escucha que los rehenes proceden a retirar los pestillos o pasadores de las bisagras y abrir las puertas de la libertad…
Este es Mar, arriba uno, abajo trece…Mary está enferma …Mary está enferma.
“Mary esta Enferma”
Era la clave para el inicio de la operación. Un minuto después se escucha una gran explosión, seguida por un silencio tétrico, medio segundo de pausa y empieza el tableteo de las ametralladoras y los gritos al interior de la residencia, este tremendo bullicio no permite captar nada inteligible…desde la clínica Virgen del Carmen sólo escuchábamos y nos concentrábamos tratando de captar algo, mientras rezábamos en silencio…Luego sobrevino una segunda gran explosión y el fuego de los fusiles se hizo mas insistente así como otras pequeñas explosiones ante las cuales uno que otro efectivo de la DIRCOTE, se atrevía a atisbar por la ventana, pronto las televisoras de todo el mundo llevarían en vivo y en directo lo que sería en la línea final , el llamado “ Rescate de Rehenes del Siglo”..
Como resultado de la operación, perdieron la vida, el Magistrado Carlos Giusti Acuña, el Comandante EP Juan Alfonso Valer Sandoval y el Teniente EP Raúl Gustavo Jiménez Chávez.
Lamentablemente , fallecieron también, catorce miembros del destacamento del “MRTA”.
De acuerdo con la información oficial, los subversivos fueron abatidos al enfrentarse a los efectivos militares, resultando 8 rehenes y 14 militares, heridos ..
Así empieza la acción militar de rescate de rehenes más exitosa en la historia mundial , lográndose la libertad de 71 rehenes, con un bajo costo en vidas.

No hay comentarios: