Test

Aqui busca por apellidos, lugares,etc.

Aqui tu email para estar informado.

16 nov. 2015

ALBERTO JORDAN : LA MEDICINA MAS PELIGROSA QUE LA ENFERMEDAD

Alberto Jordan
"LA MEDICINA PUEDE RESULTAR MÁS PELIGROSA QUE LA ENFERMEDAD". “ES MÁS FÁCIL ENGAÑAR A LA GENTE, QUE CONVENCERLOS QUE HAN SIDO ENGAÑADOS”; COMO SI NO HUBIESE OTRAS SOLUCIONES. Hoy los líderes políticos proponen que las Fuerzas Armadas salgan a las calles, para el control del mantenimiento del Orden Público. No nos olvidemos las funciones de estas dos gloriosas instituciones tutelares del nuestro País la PNP y las FF.AA. El militar es puño, el policía,
escudo. Un policía debe tener el piadoso sentido de "poner la mejilla", cuando en el cumplimiento de su labor recibe la agresión verbal o física de quienes actúan fuera de la ley. Esto, que es muy difícil pero comprensible para el policía, es imposible para el militar frente al enemigo, inclusive podría ser considerado como un cobarde, por eso el policía reprime corrigiendo. El soldado, el militar en general, tiene que matar al enemigo para ganar el combate. Para analizar un poco el comportamiento populista de los políticos nos remontamos a la década de los 80, cuando nuestro país atravesaba el flagelo del terrorismo, no nos olvidemos que en el gobierno del Arq. Fernando Belaunde Terry (1980–1985), atribuyeron las acciones terroristas al “Abigeato”, mientras que muchos policías morían combatiendo el terrorismo, las unidades preparadas para esta clase de lucha era solamente la 48 CGC, “Los Sinchis” y “Los Llapana tic” de la GR, el personal de básico que iba a la zona de emergencia, no tenían entrenamiento, era recogido de sus unidades y llevados a Ayacucho, en esa época el personal policía de la GC, PIP y GR, sin ningún apoyo logístico, sin conocimiento de la lucha antisubversiva, fue llevada a la zona de emergencia, por el simple hecho que los políticos ocultaban la verdad al pueblo de lo que ocurría, y no declarar a Ayacucho Zona de Emergencia, y así se haga cargo las Fuerzas Armadas, ya que ellas estaban preparadas para este tipo de lucha armada. Pero el tiempo de mentiras se les acabaron a los políticos de esa época, ya que la situación de la población rural se había vuelto muy difícil, y en la práctica se hallaba entre dos fuegos con la intervención de las FF.AA, en la lucha antisubversiva, decretada el 20 de diciembre de 1982, luego del asesinato del director de la filial ayacuchana del Instituto Nacional de Cultura (INC) y cientos de policías muertos las FF.AA. recuperaban injerencia y presencia política en el Estado. Junto con la intervención, se declaró el estado de emergencia para cinco de las provincias de Ayacucho sometiéndolas, además, a la autoridad del comando político-militar. Después del error político de Presidente Belaunde, asume la presidencia de la Republica el Dr. Alan García Pérez, y durante su período el 7 de diciembre de 1988, da la Ley No. 24949 que crea la Policía Nacional del Perú, unificando las Fuerzas Policiales, que estaban conformadas por la Guardia Civil (GC), la Policía de Investigaciones (PIP), y la Guardia Republicana (GR) pasaron a denominarse “Policía General”, “Policía Técnica” y “Policía de Seguridad” hasta 1991. Pero esta unificación fue una desesperación política a consecuencia de la situación económica y subversiva que se vivía, ya no en el campo, si no en la ciudad, hace cometer un grave error a los políticos de turno, la unificación de las Fuerzas Policiales, sin ningún criterio técnico y profesional, con la creencia que la unificación combatiría el terrorismo. Cada una de las policías tenían su especialidad y sabían su trabajo, pero de la noche a la mañana las unifican a todas en una sola Policía Nacional, de repente si esa unificación hubiese sido para mejorarla y fortalecerla en sus especializaciones en bien de la comunidad hubiese sido lo ideal, hoy no tuviéramos estos problemas de inseguridad. En el Gobierno del presidente Alberto Fujimori (1990–2000), esta es otra demostración que la unificación no dio resultados, ya que el Grupo de Inteligencia – GEIN, estuvo conformado por personal procedente de la ex Policía de Investigaciones del Perú –PIP, y en la noche del 12 de setiembre del 1992, gracias a este grupo de detectives de nuestra PNP, “Gein”, producto de un arduo trabajo de inteligencia, había llegado a la conclusión que en la calle 1, Nº 459, en la urb. Los Sauces, en Surquillo se encontraban escondidos Abimael Guzmán y su conviviente, Elena Iparraguirre. Esa noche cayeron con Abimael Guzmán, Elena Iparraguirre, Marizta Garrido Lecca, Carlos Incháustegui y Laura Zambrano Padilla, entre otros miembros de la cúpula del grupo terrorista. Empezaba el comienzo del fin de Sendero Luminoso (SL). Lo importante de esta captura que la intervención fue netamente policial, ya que no hubo tiempo para consultarle a Fujimori, que se encontraba pescando. Antonio Ketin Vidal, jefe de la Dircote en ese entonces, tomo solo la decisión: se procedía a la captura. En su segundo Gobierno del Dr. Alan García Pérez, (2006-2010), encuentra a una policía desordenada, sin brújula ya que los resultados de la unificación fueron catastróficos, pero el grave error que comete el presidente García es poner personas civiles, policías y militares sin experiencia y menos conocimiento del Seguridad Ciudadana y Orden Publico, como el caso del general Octavio Salazar Miranda quien llego hacer director de la policía y ministro del Interior, el cual en su momento indicó “El policía debe ser todista”, en pocas palabras los policías tanto Oficiales y Suboficiales debería saber de todo, estas palabras descubrían su incapacidad profesional en el conocimiento del manejo del Orden Publico, ya que fue formado en la Guardia Republicana, y estaba especializado en penales, fronteras y resguardo de establecimientos públicos esenciales, no tenía la especialidad del Orden Público, (con el ejemplo, por ningún motivo ofendo a los miembros de la gloriosa Guardia Republicana donde hay excelentes profesionales), es por eso que este general sin criterio, pero con odio, comenzó a confundir la misión original de cada especialidad, y lo más fácil fue enviar a uno de la Benemérita Guardia Civil – BGC, que era comunitario y especialista en Orden Publico, lo enviaron a trabajar a penales, el Guardia Republicano – GR, que trabajaba en penales fue a trabajar como investigador, al Policía de Investigaciones del Perú –PIP, le pusieron uniforme y salió a cumplir funciones de la Guardia Civil y de penales, estas malas decisiones que fueron tomadas por personas que llegaron a la Dirección de la Policía Nacional y del Ministerio del Interior, fueron hepáticas, sin un conocimiento profesional, esto se debió que muchos sin la especialidad de Orden Público y de la investigación del delito llegaron a ocupar cargos que en la cúpulas de los gobiernos de turno. Estas pésimas decisiones tomadas por políticos con un afán electorero fueron la que han ocasionado el retraso en la función de la policía nacional, el crecimiento en la delincuencia y el desprestigio de la policía, por el simple hecho que se perdió, la ética, la mística, el profesionalismo, y lo más importante la especialización en la policía, hoy muchos políticos quiere sacar las FF.AA a la calle, me pregunto ¿No hemos tenido la suficiente experiencia de los errores cometidos por ignorancia política? ¿Qué sabe las FFAA de seguridad ciudadana?, las instituciones de las FF.AA son profesionales en su trabajo las cual están encargadas de defender la soberanía del Estado y "la seguridad de los peruanos". Planean, preparan y coordinan la dirección y conducción de las operaciones militares conjuntas de las Instituciones Armadas en el cumplimiento de los objetivos de la política de Defensa Nacional. Por favor no cometamos más errores "Zapatero, a tus zapatos", que los políticos no cometan más errores por ganar votos, no nos olvidemos que "La medicina puede resultar más peligrosa que la enfermedad”.

No hay comentarios: