Test

Aqui busca por apellidos, lugares,etc.

Aqui tu email para estar informado.

5 jun. 2016

A votar por mi o por ti?.


Adriana Lovaton
A VOTAR…….POR MI Y POR TI
Se acerca el día y ninguno de los dos candidatos figura entre mis favoritos, pero no puedo evadir mi responsabilidad y sin duda, acudiré a las urnas a emitir un voto válido. Es mi derecho y es mi deber, votar.
Los dos últimos debates me ayudaron a decidir más que los titulares, los memes, los chismes, los editoriales y las encuestas. De todo lo que se habló y ofreció, encontré mentiras descaradas e ideas descabelladas. Para no hacerla larga, simplemente me atrevo a poner en el tapete dos ítems intrascendentes para el común de los votantes pero fundamentales.
Las damas primero. Keiko, ofreció “subir un punto al Foncomún” de las municipalidades para que los pobres alcaldes no tengan que ir hasta Lima a mendigar más presupuesto en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). La medida es contraproducente. Las municipalidades tienen sus propios recursos y adicionalmente el Estado le envía el FONCOMUN. Por si fuera poco, existe el Plan de Incentivos a la Mejora de la Gestión Municipal que consiste en el envío de recursos adicionales a los municipios que cumplen con las metas establecidas. Nada extraordinario. Cada ministerio envía su instructivo detallando el paso a seguir, no hay que inventar estrategias, sólo seguir las pautas y listo. Si una comuna no cumple su meta, no le envían más dinero y si para colmo no ejecuta obras, le recortan el FONCOMUN.
Además, el gobierno saliente, tan vilipendiado, puso a disposición de los gobiernos regionales y locales, los programas sociales diseñados para ayudar de manera directa a grupos sociales menos favorecidos. “Juntos”. “Agua para todos”. “Techo Propio”,“ Jóvenes a la obra” y muchos otros. Lamentablemente no han sido aprovechados debidamente. La mezquindad política primó y se los ocultó o minimizó adrede. Los medios de comunicación del grupo dominante se prestaron a la desinformación al responsabilizar al gobierno actual de cualquier mal manejo sin mencionar a los verdaderos responsables, los municipios y gobiernos regionales.
Las obras que tanto reclama la población, las ciudades ordenadas y limpias dependen de la buena gestión municipal. A los municipios no le faltan recursos pero se han convertido en la caja chica para pago de favores políticos: “diezmo”, “chambita”, “canje”. En pocas palabras, el problema no es dinero. El problema es la incapacidad para ganarlo y la corrupción que lo corroe. El MEF no es el malo de la película y no necesita que le estiren la mano, sólo pide eficacia y eficiencia a las comunas acostumbradas al dinero fácil de las amnistías, a la mano de obra barata, retención indebida de AFP, ESSALUD, ONP, SUNAT entre otros.
PPK lanzó para mí la más polémica de sus frases. “El maldito SNIP”. Se refería a las siglas del Sistema Nacional de Inversión Pública, un mecanismo administrativo incómodo para quienes pretenden darle un uso indebido al dinero de todos los peruanos. El ciudadano espera que sus impuestos y aportaciones sean invertidos en obras para todos y no en paseítos, comelonas, suites, joyas, ni ropa de marca para los dignatarios, presidentes regionales, alcaldes, jueces, intendentes, ni demás funcionarios públicos. Aquí se aplica el dicho del perro del hortelano, que no come ni deja comer. En el sector público se traduce así “gallinazo del estado, sino hay tajada para mí no hay para nadie”. Esa es la cruda realidad de los presupuestos no ejecutados y retornados sin roche al estado. El sistema no es maldito, tal vez lo sean quienes le sacan la vuelta y utilizan el dinero para otros fines.’
Dicho todo esto, voto por un dignatario, por una persona con fecha de expiración. PPK no puede perpetuarse en el poder. Tiene el poder legislativo y el reloj de arena en su contra. En cambio, Keiko Fujimori tiene los ímpetus y las ansias de poder, el congreso en su mayoría le rinde pleitesía. El suyo no sería un gobierno de cinco años, sería una dinastía.000000000000000000000000000000000000000

No hay comentarios: