Test

Aqui busca por apellidos, lugares,etc.

Aqui tu email para estar informado.

30 jul. 2016

Jose Valdivia Sotomayor al Ministro del Interior : no cometan los mismos errores.!!!


CARTA ABIERTA AL SEÑOR MINISTRO DEL INTERIOR.
DON CARLOS BASOMBRÍO IGLESIAS

Señor Carlos Basombrío Iglesias
Ministro del Interior
Con el debido respeto que usted se merece como persona natural y por el cargo que desde el día 28 de Julio ocupa, hago uso de mi derecho a la libertad de pensamiento,de opinión y de expresión, amparado en nuestra Constitución Política del Estado que nos rige como Ley de Leyes en el Perú, y por ello me dirijo a usted en forma abierta y publica, considerando que al igual que mi persona, existen muchos otros
colegas y camaradas compatriotas con pensamientos iguales o semejantes a los míos, por lo que tal vez seria complejo, dilatado y repetitivo el poder tomar nota de tantas símiles opiniones, le dirijo esta misiva que me imagino que por su anterior paso por este mismo Ministerio, usted ya las debe de conocer muy profunda y detalladamente aunque desde su percepción como Asesor y Vice-Ministro.
Como Oficial Superior en Situación de Retiro de la Policía Nacional del Perú, le escribo en base a mi particular preocupación de como y porque se encuentra en esta actual instancia de impopularidad y desprestigio, no solamente la Institución Policial en su conjunto, que incluye indudablemente al Personal que la conforma sin distinción alguna de grados jerárquicos, ni cargos o puestos ocupacionales, sino también a otras Instituciones gubernamentales que conforman el sistema de la administración de Justicia, como son el Poder Judicial, el Ministerio Público y el Poder Legislativo.
Usted señor Ministro del Interior, se hizo conocido durante el Gobierno del señor Alejandro Toledo Manrique cuando Fernando Rospigliosi primero y luego Gino Costa, fueron Ministros en la Cartera a la cual hoy ha sido designado. Sería repetitivo recordar las cuestionadas gestiones que redundaron en ineficientes e ineficaces con claras intenciones de reformar a la Policía Nacional del Perú, en base a su criterio político, como lo hiciera anteriormente Alan García Pérez en su primer nefasto gobierno, al intentar asesinar legalmente a la Guardia Civil, Policía de Investigaciones y Guardia Republicana del Perú. Recordamos los Policías peruanos, que se nos quiso cambiar el color del uniforme del verde tradicional a un azulino casi semejante al de la Policía Municipal, como una de las maniobras de la manifiesta intención de "municipalizar" a la PNP y ponerla al servicio de los gobiernos locales. La creación de las Regiones igualmente propendía en sus intenciones, el que la Policía estuviese a cargo de esas nuevas dependencias del Estado, según se justificaba, con la descentralización del Poder político. Hoy comprobamos con las aperturas de investigaciones, denuncias y encarcelamientos de los hoy denominados Gobernadores Regionales, que sus intenciones eran las de manipular a su conveniencia a la Autoridad policial, a favor de dichos personajes, posiblemente con el objetivo de desviar o evadir responsabilidades legales.
Si bien es cierto que la actual Policía Nacional requiere de una reforma a cargo del Estado, en la cual el fundamento se base técnica y legalmente, con el objetivo final de potenciarla para mejorar su capacidad operativa en las especialidades básicas de la Prevención y de la Investigación, esta re-ingeniería no debería contener posiciones ni ambiciones netamente políticas ni mucho menos revanchistas, tal cual fue la denominada "reorganización policial" del primer gobierno de Alan García, donde lo primero que se hizo fue dar de baja al Personal sin el debido proceso y muchos sin justificación alguna, y puso en el mismo saco a buenos y malos, con lo cual perjudicó moral, personal y profesionalmente a unos y mal recompensó a otros. No hubo planificación alguna y se impuso el capricho y la sed de venganza partidaria del pasado.
Antes de su juramentación, a mi parecer muy apresurada e intimidatoriamente, lanzó la conocida amenaza quinquenal al inicio de cada gobierno, de dar de baja a Oficiales Generales, justificando tal criterio en el elevado número de ellos en los cargos funcionales. La historia también nos recuerda que conforme fueron avanzando dichos anteriores gobiernos, fueron nuevamente incrementando el número de ellos hasta llegar a cifras insospechadas en los anales de nuestra historia policial y del Perú. Ello significa, que aquellas disposiciones legales de pasar al Retiro, no representaban la culminación de un proceso técnico de evaluación y competencia, sino simple y llanamente, movimientos internos con nombre propio, para limpiar el camino de obstáculos a quienes el gobierno o sus gobernantes deseaban ascender o favorecer. ¿29 Generales de Baja para favorecer al que se encontraba en el puesto número 30 coincidentemente relacionado con la primera dama , le parece técnico y justo? Hoy se dice que pasarían al Retiro a 39 Oficiales Generales de la PNP, lo que me sugiere es tratar de saber quién es el favorecido número 40 y que relación amical, personal o parentesco tiene con algún alto y nuevo funcionario del Gobierno.
Lo digo porque al parecer, en dichos relevos no se toma en cuenta la tan justificada *meritocracia*, sino que por el contrario se cae en redundar en la acostumbrada *dedocracia* del pasado. ¿Se tiene el mismo criterio para con el Personal de alta graduación jerárquica en las Fuerzas Armadas? ¿Acaso las Fuerzas Armadas no están conformadas por las tres Instituciones supuestamente preparadas para defender la soberanía nacional como los son la Marina de Guerra, la Fuerza Aérea y el Ejército, y que estas no fueron "unificadas" en una sola Institución sino consideradas dentro de un sólo Ministerio como el de Defensa? La Policía igualmente estuvo conformada por tres Instituciones Tutelares y se les unificó en una sola como lo es hoy en día la Policía Nacional del Perú, aunque lo correcto hubiese sido crear el Ministerio de Policía o de Seguridad Ciudadana como quiera denominarse y mantenerlas mejoradas y repotenciadas de conformidad a la modernidad y necesidades propias de cada especialización. A mi personal parecer, hoy no estaríamos dedicando tanto tiempo y dinero, en analizar la solución de la inseguridad, a sabiendas que es necesario invertir en otros campos gubernamentales de desarrollo nacional.
A la Policía se le manosea políticamente y al parecer esto se a tornado en una mala costumbre con la cual se relevan los gobiernos de turno y ello hace que merme el auto-estima del Personal. Se juega con la operatividad, eficacia y eficiencia de los servicios, cuando en lugar de favorecer a ello mediante el otorgamiento logístico moderno y necesario para cada tipo de intervención especializada, sospechosamente se dedican a adquirir armamento no compatible con las funciones específicas o dotarles de municiones y equipos en número insuficiente o con fecha de caducidad ya expirada; vehículos denominados "inteligentes" pero no funcionales ni prácticos en la realidad. En casi todos los países del mundo, los patrulleros son automóviles y con mayor incidencia en las funciones policiales en las zonas urbanas. ¿Porque camionetas 4x4? Podrán tener mayor capacidad en su interior, pero no son funcionales dentro del área urbana. Tal vez en la zona rural o para el patrullaje en carreteras, aunque lo dudo por experiencia, pero esa no es la solución general. Tal vez primó el interés personal de alguien o algunos, pero definitivamente, no fue ni es en favor del interés de equipar a la Policía, sino el aprovecharse en su nombre.
Esto que se hace a vista de todos, que amerita una investigación de oficio del Contralor de la República, que ha sido denunciado por el periodismo de investigación y que ha motivado declaraciones del gobierno de Corea deslindando su participación en la adquisición de estos vehículos, ¿no es acaso un manoseo político? ¿Y el sistema de comunicaciones internas de la Policía? ¿Que pasó con el famoso Tetra IV tan defendido por Ministros que lo han antecedido? ¿Es técnico y justificado que el Policía utilice sus propios teléfonos móviles para sus intercomunicaciones con su Base Operativa al no estar dotados por el Gobierno de estos aparatos de radio-comunicación? ¿Cómo le podemos exigir eficacia y eficiencia entonces a la Policía si carece de lo básico y fundamental, como son los equipos de comunicación? Muy seguramente en su paso anterior por el Ministerio debió escuchar: "El tiempo que pasa, es la verdad que huye". Fundamental para la operatividad de la Policía en cualquiera de sus funciones, sean la Prevención o la Investigación.
Al parecer usted tiene suficiente experiencia en este difícil Sector que le ha tocado asumir, pero ello debe hacerlo recordar, que las Instituciones están compuestas de personas y son ellas las que son las responsables de ejecutar con éxito o no las funciones y cumplir los deberes a los que se les ha asignado. A ellos pues debe dirigir su atención para apoyarlos, tanto personal como profesionalmente. Para que sus intervenciones sean eficaces y eficientes, deben estar premunidos de buenos uniformes acordes con la función, armamento ad-hoc, movilidad acorde con las circunstancias del momento y lugar. El Policía debe operar sin estar presionado emocionalmente por problemas de índole económico; deben prestar servicios en lugares con las condiciones de confortabilidad y habitabilidad suficientes donde puedan convivir cómodamente durante el tiempo que les corresponde en sus variados turnos de servicio.
La Función Policial va desde la Prevención, y cuando se rebasa esta, le sigue la Investigación y por ende la captura y luego la Denuncia. Respetemos todos estos pasos y démosle mas incidencia a la Prevención donde la población tendrá por seguro una sensación de seguridad y amparo. No quisiera pensar que usted piensa igual que los polémicos Ministros que lo antecedieron, que la inseguridad ciudadana se deba a una "percepción" o a una "histeria" conforme lo expresaron cada uno de ellos. En el campo de la salud, la medicina PREVIENE una enfermedad mediante la vacuna y no espera la epidemia para recién actuar. ¿Ha sido usted vacunado alguna vez? ¿Se ha preguntado porque o para que? Si fue vacunado fue para prevenir alguna enfermedad. La Prevención Policial es para evitar llegar a la comisión del delito.
Habría que recordar desde cuando uno era mas niño que joven y existía todavía el Policía de la esquina. Aquel que conocía a todos en una cuadra o manzana y al que conocían todos también. Ese Policía representaba la columna vertebral de la PREVENCIÓN y lo hacia en base al patrullaje. Patrullaje que se ha perdido en su finalidad y eficacia por cuanto se designan mas efectivos a los vehículos inteligentes que a la propia prevención y si se hace, los envían en parejas mixtas (hombre y mujer) que mas se dedican a conversar o hablar por teléfono que a su propia labor. Eso es lo que hay que recuperar y asi recuperara la confianza de la población hacia su Policía. Ahora solo nos ven como los enemigos, los represivos. Solo se nos emplea para enfrentarnos contra el pueblo y en apoyo a otras entidades. Es nuestra Función, si, lo acepto, pero no es la única, así como parece creen algunas personas de su entorno político, en que la investigación y denuncia es lo mas importante. Las dos Funciones Policiales son importantes y van unidas de la mano.
He dejado para el final de esta misiva, y no porque en importancia de los problemas que tiene la Policía en su conjunto, sea el menos importante, sino que esto afecta no solo al titular de la familia policial, sino a la propia familia en general hablando socialmente, y se trata del llamado Hospital Central de la Policía Nacional - "Luis N. Saenz". Estamos totalmente abandonados a nuestra suerte en este tema de la salud, Esa FOSPOLI hoy con el nombre de SALUDPOL, que solo sirve para algunos cuantos como justificación de su existencia y que después al parecer, cumple su única finalidad conocida, la de servir de Caja Chica para ciertos afortunados funcionarios. Disponga que se investigue desde sus orígenes y que se vaya al meollo del asunto. Esa es nuestra diaria realidad Señor Ministro y que por necesidad debemos hacer uso de el, a pesar que el gobierno a sabiendas de todo ello, no escucha nuestros reclamos ni nos atiende. Esa es otra de las razones de la baja autoestima y desmoralización de todo el Personal Policial.
Finalmente señor Ministro, es conveniente que usted impulse la conveniencia, de diseñar un Sistema Nacional de Orden Interno, que establezca el ámbito de su competencia y los órganos responsables de su ejecución, de la misma categoría que el actual Sistema de Defensa Nacional que se sustenta en una doctrina y cuya estructura, composición y funciones esta regulada por ley. Nuestra Constitución Política del Estado por la cual usted ha juramentado, y que nos rige actualmente, dispone literalmente, que el Orden Interno es de responsabilidad y competencia de la Policía Nacional, pero nos faltan las especificaciones legales de su alcance, que estaría descrito en este Sistema Nacional de Orden Interno que manifiesto. Le dejo la semilla, a fin que usted con ese estilo personal a favor de su Policía, la siembre en la recargada agenda del flamante Señor Presidente Constitucional de la República, Don Pedro Pablo Kuczynski Godard, para que disponga la formulación de su diseño y todo lo concerniente para su puesta en vigencia.
Disculpe usted lo extenso de mi misiva, pero esto tal vez es solo una parte de toda la problemática que afecta a la Policía Nacional del Perú, y tenia la obligación moral de hacerlo publico.
Atentamente
Jose Valdivia Sotomayor
DNI 10312625
000000000000000000000000000000000000000

No hay comentarios: