Test

Aqui busca por apellidos, lugares,etc.

Aqui tu email para estar informado.

25 ene. 2017

Tnte.GC Salomon Soria Paredes contara una historia increible este 3 de Febreo 2017

Hugo Müller 
Hago este resumen a propósito del Libro “El Sótano del Servicio de Inteligencia Nacional” escrito por el Teniente PNP en situación de retiro Salomón Humberto Soria Cabrera, respecto a la narración de su experiencia vivida a partir del año 1987 luego de dar cumplimiento a una orden del entonces General PNP Octavio Herrera Polo a quien en todo momento considera su amigo, lo estimaba, incluso pondera
de la mejor manera en su Libro haciendo mención de sus cualidades personales y profesionales; debo resaltar por ese motivo las cualidades de nobleza, profesionalismo, disciplina y obediencia debida del autor del Libro que salta a la vista y que ahora no eximen de responsabilidad disciplinaria ni penal a nadie, pero que hace 30 años eran precisamente una de las características más notorias de la formación de oficiales y suboficiales frente al legado histórico heredado de la Guardia Civil española: La obediencia debida. El Teniente Soria nos habla de amistad y de lealtad al superior y nos cuenta las consecuencias del cumplimiento de una orden que lo involucró como agraviado, en secuestro humillación, trato cruel, represalia, tortura en el sótano del SIN, su pase al retiro y la carcelería al que fue sometido como consecuencia de la obediencia debida ante la orden del superior amigo y el sutil exilio involuntario al que fue sometido tanto el cómo su familia facilitándole salida y trabajo en los Estados Unidos precisamente con intervención del aludido Oficial General responsable de su situación, quien nunca le dio la cara, todo esto probablemente para asegurar su silencio, a sabiendas que estaba siendo procesado judicialmente y que no podría regresar al Perú por cuanto la justicia militar ordenó su detención definitiva tan pronto estuvo en el extranjero y que además tuvo que aceptar pues el ayudante del Director General de la PNP - nos narra - con anterioridad le hizo firmar muchos documentos donde admitía su participación en supuestos hechos que fueron creados para empeorar su condición; este mismo Ayudante le había hecho conocer que tanto su vida como la de su familia peligraban que existía la posibilidad de ser ejecutado “accidentalmente” por el grupo armado “Rodrigo Franco” y que se responsabilizaría como autor del crimen al grupo extremista Sendero Luminoso; y, a pesar de todo 25 años después se encuentran en Lima frente a frente, el General Octavio Herrera ya en situación de retiro, le estrecha la mano y le pide perdón culpando al Gobierno de entonces (APRA) de lo que le sucedió. El Teniente Soria le hace presente que lo único que el hizo fue dar cumplimiento a su orden, el recuerda que antes de cumplirla le advirtió al General Herrera sobre las consecuencias negativas que le podrían acarrear y que este le dijo: “No te preocupes yo seré el próximo Director General de la Policía Nacional”; el General Herrera le respondió: “Me arrepiento y lo lamento mucho, jamás podré perdonarme por lo que te sucedió”. Pero finalmente y eso es lo rescatable y que pinta de cuerpo entero la nobleza de un Guardia Civil, el Teniente Soria, alejado de rencores y venganzas, escribe: “Debo de reconocer y agradecer al General PNP Octavio Herrera Polo, quien logró hacerme salir del país juntamente con mi esposa y mis cuatro hijos, haciendo posible mi estadía en los EEUU de Norteamérica, salvaguardando con este hecho las garantías personales de mi familia y la mía propia (…)”. Rescato de la conmovedora historia del Teniente PNP Salomón Soria, algo muy importante, valores como Amistad, Confianza, Lealtad, Concretamente, cuestiono a todos los que de una u otra manera destruyeron su carrera policial, en la época en que sucedieron los hechos, la obediencia debida era un mandato irrestricto en el ámbito militar y policial: “Las ordenes se cumplen sin duda ni murmuraciones, el único responsable es el superior que las imparte”, es lo que todos recordamos en nuestra formación policial; entonces como explicar que el Teniente PNP Salomón Soria no estuviera exento de responsabilidad disciplinaria y penal en el cumplimiento de las órdenes e instrucciones emanadas de un Oficial General de la Policía Nacional, habiendo actuado en su nombre, y en el marco de la relación funcional de superior y subordinado que nunca ocultó. Cuestiono el aprovechamiento de cargo, la cobardía, la deslealtad de quienes lo utilizaron. Este resumen lo hago como homenaje sincero al Teniente PNP Salomón Soria Cabrera y con su autorización, con la esperanza de que todo lo sucedido será reivindicado por las autoridades judiciales, por el congreso, por las autoridades administrativas, por la misma Policía Nacional del Perú y todos aquellos que tienen la oportunidad de hacerle sentir que rechazamos el gran abuso que se cometió en agravio de su persona.
=====================================

No hay comentarios: