Test

Aqui busca por apellidos, lugares,etc.

Aqui tu email para estar informado.

24 may. 2015

CUANDO SE JODIO LA POLICIA.



Victor R. Salazar Orozco 
Esa es la pregunta que me hago frecuentemente y cada vez que retomo el tema me sorprendo más porque encuentro una razón más añeja y más histórica pero luego vuelvo  a nuestro  vivir  reciente y me sorprendo de cada suceso escandaloso que involucra a miembros de la  POLICÍA NACIONAL,  uno peor que otro.    Para el común de la gente nos resulta difícil entender y menos  olvidar las barbaridades y hechos funestos e inexplicables que para un ser poco racional y con menos de dos dedos de frente lo
hubiera hecho mejor.   Seguro que mi memoria no será suficiente para recordar y escribir los miles de sucesos bochornosos,  mal concebidos y pésimamente ejecutados que fueron jodiendo a la Policía, estos se han ido sumando hasta formar una montaña de mierda,  la  que hoy usa como escudo el inepto Presidente de la República para tapar sus propios errores y malos manejos.  Este Presidente se permite colocar en la misma montaña de porquería a los ineptos, imbéciles, ladrones, sobones y sumisos, sin separar ni distinguir que la institución está por encima de esa carroña y que además hay una gran mayoría de Policías abnegados y honestos que terminan sacrificados en la misma hoguera pública;  lo que es peor y no se entiende que unas horas más tarde se sienta con los mismos responsables que él no quiere botar porque los necesita para manipularlos.   Imagínense si dijéramos: “Toda la familia HUMALA, incluyendo todas sus generaciones, son una sarta de mafiosos, delincuentes y asesinos”, esto por los hechos aislados cometidos por sus dos hermanos:  ALEXIS que apenas OLLANTA ganó las elecciones viajó a Rusia negociar sospechosamente bajo la mesa a nombre del Perú; el otro, ANTAURO, que violentó  las leyes, atacó Andahuylas y asesinó Policías.  Por estos dos miserables no podemos generalizar y manchar a toda su familia.  
Los últimos sucesos han alcanzado un nivel de indignación mayúsculo.  Solo para recordar, con los últimos gobiernos hemos ido pasando de la dictadura y del Grupo Colina de Fujimori, al avión parrandero y festín familiar de Jhony Walker Toledo,  luego a la argolla partidaria con las ratas de dos patas de Alán García, para estar hoy igual o peor con un gobernante sin rumbo, militar sin  pantalones y barrachitos de poder como su propio padre les ha dicho.   Todo este proceso no ha sido solo una transferencia de BANDAS PRESIDENCIALES, sino una trasferencia  de BANDAS DE DELINCUENTES, urgidos de llegar al poder para levantarse todo lo que huela a dinero y mientras tanto, la Policía solo ha sido espectadora y herramienta manipulada para conseguir sus propósitos.    Con Directores improvisados,  sin línea de carrera, que resultaron del descabezamiento de 30 ó 15 Generales más antiguos, solo les queda ponerse a disposición en forma incondicional, tranquilitos y colaborando.  Solo con esta referencia vamos entendiendo en qué momento se jodió la Policía.  
Hay más temas de fondo que nos ayudarán a ir comprendiendo  CUÁNDO SE JODIÓ LA POLICÍA.  Tenemos que referirnos a los hechos pasados que han ido carcomiendo las bases,  el prestigio y la imagen de la Policía Peruana y lo que es igualmente grave, afectando y aplastando  la moral de nuestra gente, veamos:
LA SUJECIÓN DE LOS MANDOS POLICIALES A LA CLASE POLÍTICALas grandes decisiones administrativas y operativas,  los cambios, los ascensos, las becas, etc, siempre tuvieron y siguen teniendo el color político del gobierno de turno.  Esta fue la espada de Damocles que siempre estuvo y está colgada en la parte alta de los despachos de los altos mandos policiales.  Esto les resta  independencia, solvencia, idoneidad, imparcialidad y termina condicionándolos.  Las Leyes y Reglamentos que rigen la Policía Nacional solo son aplicables a la masa, porque para los referidos y protegidos siempre hay solución, condecoraciones, puntos de favor o cambios normativos de último momento para favorecerlos.  En este aspecto, lo único que ha mejorado es que ahora con el internet los arreglos son más ejecutivos y rápidos, los cambios y modificaciones en las resoluciones de ascensos y cambios se hacen en vivo y en directo mientras van camino a palacio de gobierno.
LA REORGANIZACIÓN POLICIAL.  La arbitraria reorganización llevada a cabo en el primer gobierno de ALAN GARCIA fue el pretexto público para deshacerse de importantes cuadros policiales; bajas y repechajes abusivos sembraron el clima de inseguridad e inestabilidad laboral entre la familia policial.  Fue la herramienta psicológica que los políticos de turno necesitaban para  someter  y  controlar el accionar policial. Pocos años después continuaría este mecanismo de sometimiento a través del oscuro FUJIMONTESINISMO, quienes tuvieron  la osadía de hacer firmar la famosa acta de sujeción, hecho que selló de VERGÜENZA el honor de militares y policías.   Definitivamente estos dos grandes hechos rejodieron a la Policía.
LA FIGURA DECORATIVA.  La dama de compañía del Ministro del Interiorel personaje siempre ausente; el gran mudo de esta novela; claro que me refiero al Director General de la PNP.   El General de Cuatro Estrellas, cuyo mayor mérito seguro que fue saltarse el escalafón con una modalidad de violencia lícita, consiguiendo que inviten a tantos como sean necesarios  para apropiarse del ansiado cargo, ese al que por sus propios méritos posiblemente nunca hubiera llegado.  Este personaje solo habla en las ceremonias de relevo; al asumir el cargo hace una larga lista de ofrecimientos y al día siguiente literalmente desaparece del escenario;  vuelve a  aparecer el día que deja el cargo, aquí lee sus  supuestos logros que nadie vió y se despide gritando a cuatro vientos que se va por oscuros intereses pero con la frente en alto, con su conciencia en paz y las manos limpias;  los policías  rígidamente formados y el público de las tribunas no pueden reírse de ese circo, pero nadie duda que jodió a la Policía    
Sería injusto no mencionar a las honrosas excepciones, por ahora solo recuerdo  a nuestro mayor referente, el Sr. Tnte. Gral. CARLOS BARRETO BRETONECHE, seguramente habrán otros más,  por favor ayúdenme a mencionar a otros si los hay.
EN LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN NO HAY DECISIÓN POLÍTICANo es cierto que el Presidente de República, ni el legislativo y menos el poder judicial tengan el firme propósito de luchar frontalmente contra la corrupción; los hechos escandalosos y delictuosos de los últimos 25 años han evidenciado que ellos y sus  partidarios tienen  tal ambición económica que no la van a abandonar en el corto tiempo que dura su gestión.  La rapiña debe funcionar con mucha velocidad y para ello necesitan de una Policía condicionada, sometida, poco preparada y sin recursos.  Las escuelas de formación se atomizaron y la doctrina se esfumó. El principio de autoridad no tiene soporte, ni respaldo político. En tanto esto no cambie, la Policía estará jodida.
Es necesario que nos pronunciemos a título personal y a través de las asociaciones ligadas a la Policía Nacional.  Es urgente decir basta a la corrompida clase política, comenzando con el Presidente de la República quien debe rectificarse y pedir disculpas a la Policía Nacional y a la mayoría de sus honestos y sacrificados Policías.  Debemos sacudirnos de quienes joden a la Policía.
El Perú necesita una Policía altamente calificada, eficiente, ejemplar, enfocada en el servicio a la comunidad, capaz de trasmitir autoridad y seguridad, dotada del soporte tecnológico necesario y para ello se requiere una verdadero cambio político y mucho más que de patrulleros inteligentes.
Victor R. Salazar Orozco
       DNI  09673664

No hay comentarios: