Test

Aqui busca por apellidos, lugares,etc.

Aqui tu email para estar informado.

21 sept. 2015

MONSIEUR LE PRESIDENT OLLANTA HUMALA


 La prosperidad de Cristina Velita, la obstetra que los Humala nombraron embajadora en París, es absolutamente sorprendente y quizás algo tenga que ver con cierto contenido de las agendas.
A Cristina Miceta Velita de Laboureix, embajadora en Francia desde octubre del 2011 hasta el pasado 31 de marzo, y a su familia le ha ido muy bien en los negocios inmobiliarios en los últimos años, a pesar de la crisis europea.
En el 2007 la hija de Velita, Marie Ange, adquirió dos exclusivos departamentos en Miraflores. En el 2010 su esposo, Jean Pierre Laboureix, abrió las puertas de un hotel a las afueras de París. En el 2011 el hijo monta otro negocio inmobiliario. Y ahora están metidos de lleno en un gran proyecto para la construcción de 58 viviendas unifamiliares que se levantarán a las afueras de París. Todo un boom inmobiliario digno de celebrarse con una copa de Möet Chandon.
La historia de Velita en la embajada peruana en Francia se remonta al año 2000, cuando el gobierno de Valentín Paniagua la nombró encargada de la selección científica. Desde ahí, y hasta el 2005, la exembajadora rotó sucesivamente de cargo pasando por las agregadurías de asuntos culturales y humanitarios. Velita, quien llegaba a la embajada siempre en un pequeño y viejo automóvil, compaginaba estos cargos con su profesión de obstetra, título que no registra en Perú, según la plataforma virtual de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).
A sus pacientes los solía citar en un consultorio que compartía con otros médicos en la 81 Rue Víctor Hugo o en su propio departamento, en la 96 Rue de Longchampen la zona de Neuvilly-Sur-Seine, situado a 6,8 kilómetros del centro de París. “Ella siempre se quejaba de que el dinero no le alcanzaba y que por eso estaba obligada a ejercer su profesión de ginecóloga. De su esposo comentaba que tenía un viejo edificio donde alquilaba cuartos”, narró una diplomática que laboró con ella por más de tres años en la embajada francesa. La fuente agregó: “Ella conoció a los Humala-Heredia en el 2003, cuando Ollanta llegó como agregado militar. Ellos no hablaban francés ni conocían la ciudad. Velita desde un inicio los ayudo”.
Radicada en Francia desde los años 70 y casada con Jean Pierre Laboureix en junio de 1973, Velita tiene dos hijos: Jean- Pierre y Marie Ange. “Cristina siempre ponía a su esposo e hijos como dependientes de ella. Lo mismo hizo cuando fue embajadora”, agrega esta fuente diplomática, quien entregó a este semanario una resolución jefatural de Cancillería del 23 de noviembre del 2011, donde a  Jean Pierre Laboureix se le asigna una pensión por ser “miembro a cargo”.

EL BOOM INMOBILIARIO
 “En el 2006 Cristina y su hija se fueron a Lima y dijeron que iban a apoyar a una vieja amiga en unos negocios”, dice la fuente francesa. Con el tiempo se supo que la “amiga” era Nadine Heredia y “los negocios”, al parecer, eran la campaña presidencial en la que su esposo Ollanta apostaba a ser presidente de la República.
  
En ese primer intento, como se sabe, los Humala-Heredia no lograron llegar a Palacio. Sin embargo, a la hija de Cristina Velita no le fue nada mal la decisión de cambiar Les Champs Elysée por la avenida Javier Prado.

En noviembre del 2006 Velita sacó un RUC como persona natural y meses después creó la empresa Laboureix Import-Export S.A.C., cuya oficina estaba en la avenida Javier Prado N° 1533, en La Victoria. Su hija Marie Ange convalidó sus estudios de derecho en Francia y abrió un bufete de abogados: “Estudio Laboureix y Asociados S.A.C.”, cuyo socio fue Francisco Miró Quesada Rada, exdirector de “El Comercio”, quien había conocido a la familia franco-peruana cuando fue embajador en Francia, en el 2005.
Meses después, en mayo del 2007, Marie Ange, entonces de 27 años, hizo su primera inversión inmobiliaria en Lima: compró los departamentos 1501 y 1502 del edificio Sol y Mar, situado en Malecón de la Reserva 1268, Miraflores. Los inmuebles, con vista al Pacífico, costaron 70 mil y 98 mil dólares, respectivamente, y fueron adquiridos a la hija y abogados de José Tito López, cabecilla de la banda famosa de narcotraficantes “Los Norteños”, a quienes en 1995 se les decomisó tres toneladas de cocaína. Esta información de “Hildebrandt en sus trece” fue publicada el 27 de enero de 2012.
Hoy, con las agendas de Nadine Heredia en la mano, la bonanza inmobiliaria de Velita cobra especial interés. Y es que, como se recuerda, el nombre de Cristina aparece en reiteradas oportunidades siempre con una cifra al costado: 8,000. Y en divisa extranjera: euros. A estas anotaciones se suma el Excel que presentó este semanario en la edición 263 donde se lee “vía cristina” junto a supuestos envíos de dinero, dos por 8,000 euros, uno de 9,000 euros y otro de US$ 8,000. Y el correo electrónico donde la cuñada de Nadine Heredia, Ivoska Humala, explica las dificultades que tiene Cristina para sacar dinero de Francia evitando al fisco.
Al señor Laboureix también le alcanzó el boom del ladrillo. En el 2005 a su vieja empresa Societé du General Magnin la bautizó con el nombre comercial de Residence París Asniers. Según el Registro de Comercio y Sociedades de Francia, la empresa dedicada a la “explotación de inmuebles, especialmente de inmuebles amueblados” fue fundada en 1987 con 7,622 euros (según el cambio actual). La dirección jurídica de la empresa es 7 Rue du Général Mangin, Asniéres sur Seina, zona situada en el distrito de Nanterre. En dicha dirección, desde el 2010, opera el hotel “Residence Paris Asnieres”. Un hotel, sin cartel que lo anuncie, que ofrece habitaciones a precio asequible: entre 40 y 60 euros la noche. Eso sí, sin servicio de habitación.
  
A pesar de la crisis europea, los negocios inmobiliarios de la familia marcharon viento en popa y, en junio del 2010, padre e hijo fundaron una nueva empresa: “Agence ASM”, cuya dirección es 91 Rue du Fbg St. Honoré, en París. La empresa fue creada con 20,000 euros de capital social.
Pero el negocio de mayor envergadura de los Laboureix- Velita se está llevando a cabo actualmente. En el número7-9 Rue d’Alembert, situado en la zona de Asniéres-Sur-Seine, a 8 kilómetros del centro de París, se va a construir un exclusivo proyecto inmobiliario llamado “Equinoxe”. En dicha dirección está el viejo edificio donde los Laboureix-Velita rentaban cuartos, a buen precio, a inmigrantes, antes de conocer a Nadine Heredia y Ollanta Humala.
“Equinoxe” es un proyecto inmobiliario que tiene una extensión de 1,172 metros cuadrados donde la empresa Bouygues Immobilier prevé levantar 58 departamentos cuyos precios de venta oscilan entre 184,000 a 525,000 euros y está ´revisto que las llaves sean entregadas en el 2017.
Un colaborador de este semanario se apersonó el martes último a la dirección del proyecto Equinox y se encontró una camioneta con matrícula diplomática de la embajada del Perú cuadrada en el frontis del viejo inmueble que será derribado en unos meses. Dos hombres no identificados sacaban colchones del edificio de los Laboureix-Velita, quienes hasta julio pasado en las esferas europeas seguían presentándose, según una invitación oficial alcanzada a este semanario, como “Embajadores de Perú en Francia”
  

No hay comentarios: